7 de noviembre de 2013 / 12:47 / hace 4 años

ACTUALIZA 2-Bonistas buscan acuerdo con acreedores de Argentina para que cesen demandas: agencia

(Agrega detalles)

BUENOS AIRES, 7 nov (Reuters) - Un grupo de tenedores de bonos argentinos ofrecerá un acuerdo privado a los acreedores que demandaron al país para cobrar deuda en default para que abandonen sus litigios, dijo la agencia oficial de noticias Télam.

El esfuerzo es impulsado por fondos de inversión de Estados Unidos y Europa reunidos mayormente en el Exchange Bondholder Group (EBG), reportó Télam el miércoles por la noche citando fuentes no identificadas de las instituciones.

La propuesta consiste en ofrecer un canje de bonos en cesación de pagos por otros títulos que Argentina honra normalmente en mejores condiciones de lo que les ha ofrecido el país sudamericano. La oferta será formalizada la próxima semana, dijo Télam.

EBG, liderado por el fondo de inversión especializado en mercados emergentes Gramercy, ha apoyado a Argentina en su larga batalla judicial en Estados Unidos contra los acreedores que buscan recuperar el valor nominal de sus títulos públicos que el país dejó de honrar en el 2002 por una crisis financiera.

El Ministerio de Economía argentino y Gramercy dijeron que no harán comentarios sobre el reporte.

Cerca de un 93 por ciento de los tenedores de los 100.000 millones de dólares en deuda que Argentina dejó de pagar hace más de una década canjearon sus bonos en dos reestructuraciones con una fuerte quita que les hizo recuperar apenas entre 25 y 29 centavos por cada dólar.

El resto de los acreedores -a quienes se conoce como "holdouts"- se negó a entrar en los canjes de 2005 y 2010, optando por demandar en cortes internacionales para recuperar el valor total de sus títulos más los intereses, una suma rondaba los 11.000 millones de dólares a fines del 2012.

El año pasado, los acreedores rebeldes de Argentina encabezados por los fondos de riesgo NML Capital Ltd -de Elliott Management Corp- y Aurelius Capital Management LP obtuvieron una victoria cuando tribunales de Manhattan reconocieron que Argentina debía pagarles por una demanda 1.330 millones de dólares.

Esto obligó al país sudamericano a recurrir a la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos para intentar evitar una derrota judicial.

La sentencia adversa contra Argentina quedó congelada hasta que su Gobierno realice una segunda presentación ante el máximo tribunal defendiendo su argumento de que toda nación tiene derecho a reestructurar su deuda soberana. Un primer pedido para que la corte acepte rever el caso argentino fue rechazado el mes pasado.

La presidenta Cristina Fernández ha dicho que no pagará a los tenedores de deuda incumplida en mejores condiciones que aquellos que aceptaron reestructurar su deuda, disparando temores de un nuevo default de deuda que sería un duro golpe para los tenedores de bonos argentinos reestructurada.

Como muestra de buena voluntad ante la justicia estadounidense, que ha criticado duramente a Fernández por su postura intransigente, Argentina planea reabrir el canje de deuda del 2010 para dar una última oportunidad a los fondos que considera "buitres" de reestructurar sus tenencias, lo que se prevé será rechazado.

INGENIERÍA FINANCIERA

Télam dijo que los fondos de inversión ofrecerán a los "holdouts" entregarles bonos argentinos con una quita menor a la que hubieran tenido si hubieran entrado a los canjes de deuda.

"La propuesta del canje privado (...) consiste en ofrecerle un canje de deuda a los holdouts, donde los mismos resignen su posición de querer cobrar el 100 por ciento que reclaman en las cortes internacionales y acepten negociar una quita con los privados (menor a la que ofrece el Gobierno)", dijo Télam.

"Esa ganancia que obtendrían los holdouts entre lo que les ofrece la Argentina y lo que les ofrecerían los tenedores -que son parte del 93 por ciento que ingresó a los canjes-, será abonada por estos mismos bonistas, quienes resignarán de esta forma parte del pago recibido en concepto de los intereses de los bonos reestructurados", agregó.

Con los títulos en default en su poder, los bonistas entrarían a la reapertura del canje de deuda argentina para obtener títulos reestructurados.

Luego recuperarían los fondos que cedieron a los acreedores rebeldes por la esperada revalorización que sufrirían los bonos argentinos si los demandantes abandonan sus litigios, que han mantenido las calificaciones de la deuda argentina bien adentro del territorio de "bonos basura" desde el default. (Reporte adicional de Hugh Bronstein; escrita por Alejandro Lifschitz, editado por Gabriel Burin)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below