6 de noviembre de 2013 / 22:10 / hace 4 años

España dice a la ONU que no revisará la amnistía posterior a Franco

Por Robert Evans

GINEBRA, 6 nov (Reuters) - España dijo ante un comité de Naciones Unidas el miércoles que la amnistía de 1978 para crímenes políticos cometidos durante la Guerra Civil de 1936-39 y la dictadura de Francisco Franco no se revisará, pese a los crecientes pedidos para que lo reconsidere.

Las autoridades españolas testificaron ante el Comité de Desapariciones Forzadas de la ONU dos días después de que el ex juez Baltasar Garzón y grupos de derechos humanos pidieron al comité a decir que España que estaba legalmente obligada a revisar ese período.

“Las medidas adoptadas por el Gobierno español en 1978 no serán revisadas”, dijo la embajadora de España en Ginebra, Ana Menéndez Pérez, al comité formado por 11 expertos legales independientes.

Garzón dice que al menos 152.000 civiles desaparecieron, presumiblemente asesinados, tras las líneas del Ejército nacional de Franco durante la Guerra Civil y los 12 primeros años de la dictadura, hasta 1951.

El general falleció en 1975 y España se convirtió en una democracia dos años después.

El historiador británico Paul Preston, en su libro “El holocausto español”, estima que 200.000 civiles que eran considerados partidarios del Gobierno republicano de izquierdas fueron asesinados en el levantamiento militar liderado por Franco y en los años posteriores.

Críticos nacionales y extranjeros con la postura de España, entre ellos el grupo de derechos humanos Amnistía Internacional, dicen que varios miles de víctimas todavía están enterrados en fosas comunes, lo que hace que sus parientes, ya mayores, ignoren lo que ocurrió hace 70 años.

INVESTIGACIONES OBSTACULIZADAS

Los gobiernos de derechas e izquierdas posteriores a Franco, añaden, han hecho poco o nada para aclarar la verdad, e incluso han obstaculizado los esfuerzos de otros para investigar lo sucedido.

En los últimos años, las familias han comenzado a exigir más ayuda, incluyendo de Argentina, para encontrar a sus muertos.

El trabajo del comité es vigilar el cumplimiento de la convención de la ONU de 2010 sobre desapariciones forzadas, del que España fue uno de los primeros firmantes.

Argentina, que pasó por un régimen militar brutal a finales de la década de 1970, jugó un papel clave en la redacción del pacto, que por ahora han rectificado 40 países.

Menéndez argumentó que la convención era “un instrumento y mecanismo de futuro” que no debe aplicarse al pasado.

Otra autoridad española dijo que la ley de amnistía obtuvo el apoyo popular cuando fue aprobada, se aplicó a los dos bandos del conflicto y era “parte de un intento por ir más allá de la época de la Guerra Civil”. Su derogación solo abriría la puerta a una amplia gama de cargos criminales, dijo el responsable.

El Gobierno de Franco dijo que miles de sus seguidores, incluyendo curas, habían sido asesinados por el lado republicano durante la guerra.

Tras la derrota de los republicanos, al menos 20.000 personas fueron ejecutadas por el Gobierno de Franco por su supuesto papel en esos asesinatos o por traición. Mucho miles más fallecieron en campos de trabajo o cárceles. (Información de Robert Evans; Traducción de Teresa Medrano en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below