Argentina obliga cerealeras a financiarse en el exterior para elevar oferta dólares en mercado local

martes 5 de noviembre de 2013 16:35 ART
 

BUENOS AIRES, 5 nov (Reuters) - El Banco Central de Argentina impuso el martes límites a los préstamos de bancos locales a grandes exportadores de granos para que los embarques sean financiados con créditos en dólares tomados en el exterior, una medida con la que busca recomponer sus debilitadas reservas, dijeron fuentes de la entidad.

Tras una reunión ordinaria de directorio, el banco decidió imponer un tope de un 0,3 por ciento de la capacidad prestable de las entidades financieras para créditos a grandes exportadores, explicaron las fuentes bajo condición de anonimato.

La norma, cuyo texto se divulgará más tarde el martes, define como grandes exportadores a empresas que venden fuera de Argentina un 75 por ciento o más de su producción y tengan un stock de deuda de 200 millones de pesos.

En esa categoría sólo entran siete empresas exportadoras de granos que la fuente no detalló. Las mayores cerealeras de Argentina incluyen a Cargill, Bunge, Louis Dreyfus, Noble, Molinos Río de la Plata , Aceitera General Deheza y Vicentin.

Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja, y el tercero de maíz.

Una de las fuentes dijo que la norma busca que los grandes exportadores de granos, que en los últimos meses se volcaron a financiar exportaciones tomando créditos en la banca local, vuelvan a fondearse en el exterior para luego liquidar sus divisas en el mercado de cambios argentino, donde el banco central compra dólares para reforzar sus alicaídas reservas.

"Mejora las posibilidad del banco central para administrar su política cambiaria y para optimizar el uso de sus reservas", dijo el funcionario.

Argentina utiliza las reservas internacionales del Banco Central, principalmente generadas por la exportación de granos, para asistir al Tesoro y pagar deuda pública, ya que tiene virtualmente clausurado el acceso a los mercados voluntarios desde el default que declaró en el 2002.

El Banco Central perdió unos 1.500 millones de dólares de sus reservas solo en octubre, cifra que se incrementa a unos 10.100 millones desde diciembre y a unos 14.400 millones desde que se impusieron restricciones cambiarias en octubre del 2011 para enfrentar una fuga de capitales.   Continuación...