Agricultores argentinos guardan soja para protegerse de la inflación

viernes 27 de septiembre de 2013 12:45 ART
 

Por Hugh Bronstein

BUENOS AIRES, 27 sep (Reuters) - Los productores argentinos están reteniendo está temporada más soja de la habitual para evitar perdidas del valor de sus ahorros en una economía que sufre una inflación de dos dígitos, lo que podría reducir la recaudación de impuestos por exportaciones.

Los agricultores de Argentina -el mayor exportador de aceite y harina de soja y el tercero de los porotos- están acumulando más y más granos en sus campos, con ventas de sólo el 70 por ciento de su cosecha esta temporada frente al 85 por ciento del año pasado, dijo Leandro Pierbattisti, de la Federación de Centros y Entidades Gremiales de Acopiadores de Cereales.

"Prefieren ahorrar en granos, que es una forma de protegerse de la inflación", señaló el experto.

De acuerdo con analistas privados, la inflación anual del país ronda el 25 por ciento. Las cifras oficiales arrojan un alza de precios muy inferior, pero están ampliamente desacreditadas.

El analista Manuel Alvarado Ledesma estima que los productores están reteniendo el 28 por ciento de su cosecha 2012/13, o 17 millones de toneladas valoradas en 7.000 millones de dólares, de los que el Estado podría obtener hasta 2.400 millones en impuestos a las exportaciones.

Argentina depende fuertemente de sus ingresos tributarios porque no tiene acceso a los mercados de capitales desde la cesación de pagos del 2001-2002.

La situación se vuelve un problema para la presidenta Cristina Fernández, cuya gestión está aumentando el gasto público de cara a las elecciones legislativas del próximo 27 de octubre, en las que pondrá en juego el control del Congreso con el que deberá gobernar en los dos años que le restan de mandato.

Sin embargo, a los productores no les inquietan los posibles problemas fiscales del Gobierno.   Continuación...