Siembra de maíz de Argentina, aún con dudas por escasa humedad en los suelos: Gobierno

viernes 13 de septiembre de 2013 14:50 ART
 

BUENOS AIRES, 13 sep (Reuters) - Importantes regiones agrícolas de Argentina todavía siguen secas tras varias semanas con muy pocas lluvias, lo que podría llevar a muchos productores a sembrar el cereal en forma tardía o directamente a implantar soja en su lugar, dijo el viernes el Ministerio de Agricultura.

Las precipitaciones que se reportaron en los últimos días en gran parte de Argentina -el tercer exportador mundial de maíz- permitirán empezar la siembra en algunas zonas, pero los suelos de muchos campos aún están demasiado secos para enterrar los granos y la situación está generando preocupación en el sector.

"En Río Cuarto (en la provincia de Córdoba), la siembra de maíz temprano ya está afectada, y se debe tener en cuenta que sólo quedan 10 días para tener buenas lluvias para poder sembrar temprano, de lo contrario algunas de estas hectáreas que no se van a sembrar ahora se sembrarían en diciembre, y otras pasarían a soja", afirmó la cartera agropecuaria en su reporte semanal.

Córdoba es la segunda mayor provincia maicera de Argentina, después de Buenos Aires, y la más perjudicada por la escasez de agua.

Los bajos precios del cereal y los altos costos que implica su producción en el país austral -donde desde hace años una inflación galopante golpea la rentabilidad del sector- también son desalentadores para los agricultores.

Por eso la soja es una opción atractiva, ya que es más barata y resistente que el maíz, y además su exportación no está limitada por el Gobierno. La siembra de la oleaginosa también empieza este mes, con la llegada de la primavera austral.

El Ministerio de Agricultura aún no difundió ninguna estimación sobre el área del cereal del ciclo 2013/14, mientras que la Bolsa de Cereales de Buenos Aires estima que en la temporada los chacareros argentinos destinarían 3,56 millones de hectáreas al maíz de uso comercial.

En tanto, el Ministerio de Agricultura dijo que las lluvias que se reportaron durante la última semana ayudaron en algunas zonas al sediento trigo 2013/14, que recién está emergiendo de la tierra, aunque todavía se necesita más agua para impulsar su adecuado desarrollo y evitar pérdidas de rendimiento.

La provincia de Buenos Aires fue la más favorecida por las precipitaciones recientes, mientras que el cereal de Córdoba y Entre Ríos -la segunda y tercera mayores provincias trigueras del país- sigue en condiciones críticas.   Continuación...