4 de septiembre de 2013 / 22:26 / en 4 años

Senado argentino, listo para dar media sanción a reapertura canje deuda impaga

BUENOS AIRES, 4 sep (Reuters) - El Senado argentino se alistaba el miércoles a dar media sanción a la reapertura del canje de deuda impaga desde 2002, medida que busca dar una señal de buena voluntad a la justicia estadounidense luego que una corte de Nueva York ordenó al país sudamericano cumplir con los inversores que rechazaron reestructuraciones previas.

El proyecto está previsto que sea convertido en ley la próxima semana por la Cámara de Diputados, lo que dejará abierto por tiempo indefinido el tercer canje de deuda en cesación de pagos que Argentina lanzará en menos de una década, según la propuesta gubernamental.

La propuesta de canje es considerada una señal amistosa de Argentina hacia la Corte Suprema de Estados Unidos, a donde la nación planea llevar su puja por los pedidos de compensación de bonistas rebeldes, que ya tienen fallos favorables en tribunales inferiores.

La nueva reestructuración da una nueva oportunidad a los inversionistas llamados "holdouts" para cambiar sus bonos impagos por deuda regularizada aceptando severas quitas.

Cerca de un 93 por ciento de los tenedores de deuda en cesación de pagos entró a las reestructuraciones previas de 2005 y 2010. Los términos de la nueva propuesta de canje serán los mismos que los establecidos cuatro años atrás.

Una porción minoritaria de tenedores de deuda impaga encabezada por los fondos NML y Aurelius llevó a Argentina a tribunales en el extranjero para recuperar la totalidad de sus inversiones.

"El país quiere pagar al día cada centavo", dijo el legislador oficialista Aníbal Fernández, presidente de la Comisión de Presupuesto.

"Queremos ofrecerle a ese 7 por ciento sin fecha específica de cierre la posibilidad de incorporarse con las mismas características que aquel 93 por ciento para la solución definitiva del problema. Por eso es imperiosa la apertura del cerrojo", agregó.

La Corte Suprema estadounidense debe revisar una apelación presentada en junio por el país sudamericano, luego de que una corte en Nueva York dijo que Argentina discriminó a los tenedores de deuda incumplida que se niegan a canjear sus títulos.

La reapertura del canje sirve para contrarrestar uno de los argumentos que llevaron a la justicia estadounidense a dictar fallos contra Argentina, porque supuestamente el país nunca había dado una señal clara de que tenía la voluntad de cambiar bonos remanentes en default.

NML y Aurelius, con fallos favorables en segunda instancia, ya adelantaron que consideran a la nueva oferta argentina como una "burla".

La Corte de Apelaciones del Segundo Circuito en Nueva York dijo que Argentina debe pagar 1.330 millones de dólares a una serie de acreedores, aunque aclaró que esta orden quedará en suspenso hasta que se expida la Corte Suprema sobre el caso.

La deuda no reestructurada de Argentina asciende a unos 11.300 millones de dólares incluyendo intereses, según datos oficiales al cierre del 2012.

Argentina dejó de pagar su deuda de unos 100.000 millones de dólares en el 2002 por una fuerte crisis financiera, en lo que fue el mayor incumplimiento de pago de la historia moderna.

Como en la oferta del 2010, los tenedores de deuda en cesación de pagos podrán canjear sus títulos por un menú de tres bonos conformados por el global 2017, el Bono Par y el Bono Discount, bajo ley local y extranjera. (Reporte de Karina Grazina y Guido Nejamkis; Editado por Silene Ramírez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below