Presidenta brasileña Rousseff defiende importación de médicos cubanos

miércoles 28 de agosto de 2013 17:26 ART
 

Por Esteban Israel

SAO PAULO, 28 ago (Reuters) - A la presidenta Dilma Rousseff no le gustó nada la imagen: médicos brasileños gritándole "esclavos" a un grupo de colegas cubanos traídos por ella para intentar mejorar la atención en los rincones más pobres del país.

"Esos médicos vienen a Brasil a trabajar donde los médicos brasileños (...) no quieren", dijo el miércoles Rousseff a una radio local, mencionando la Amazonia y las periferias a menudo violentas de las grandes ciudades.

"Es un inmenso prejuicio lo que algunas veces vemos contra los médicos cubanos", añadió.

Rousseff está presionada para mejorar la calidad de los servicios públicos como la salud, uno de los reclamos de más de un millón de brasileños que salieron recientemente a protestar en las calles derrumbando su elevada popularidad y ensombreciendo sus probabilidades de reelección en el 2014.

Y la solución más rápida fue contratar 4.000 médicos de Cuba y miles más de otros países como Argentina, España, Portugal y Uruguay.

Los primeros 400 médicos cubanos aterrizaron el fin de semana en Brasil y bajaron del avión con sus batas blancas y banderitas de Cuba y Brasil.

Pero el gesto no sirvió de mucho. El Consejo Regional de Medicina en el estado de Minas Gerais dijo que no habilitaría a los profesionales cubanos y la Federación Nacional de Médicos pidió a la Fiscalía que investigue la contratación de los cubanos como mano de obra esclava.

Contratar profesionales extranjeros, dicen los médicos brasileños, no soluciona el problema de fondo: la falta de presupuesto para la salud pública.   Continuación...