Dólar sube a nivel generalizado tras sólidos datos laborales EEUU

viernes 5 de julio de 2013 15:35 ART
 

(Actualiza precios)

NUEVA YORK, 5 jul (Reuters) - El dólar alcanzó máximos de cinco semanas contra el yen y un techo de seis semanas frente al euro, debido a que datos laborales mejores a los esperados en Estados Unidos impulsaban las expectativas de que la Reserva Federal reducirá sus compras de bonos tan pronto como en septiembre.

Los operadores de tasas a futuro también apuestan que el banco central estadounidense comenzará a subir las tasas de interés a corto plazo para septiembre del próximo año, una medida que haría más atractivos a los activos denominados en dólares.

Casi todos los componentes del reporte estadounidense de nóminas no agrícolas para junio fueron positivos para la economía, lo que sugiere que el mercado laboral se estabiliza.

Los empleadores sumaron 195.000 puestos de trabajo, en comparación con pronósticos de 165.000, mientras que la tasa de desempleo se mantuvo estable al 7,6 por ciento, ya que más personas entraron a la fuerza laboral.

Además, las nóminas revisadas del Gobierno estadounidense para abril y mayo indicaron la creación de 70.000 puestos más que lo reportado previamente.

El euro cayó hasta los 1,2805 dólares frente al billete estadounidense, su menor nivel desde el 20 de mayo, para luego operar a 1,2828 dólares, una baja del 0,7 por ciento.

Contra el yen, el dólar alcanzó un máximo de 101,13 yenes, su nivel más alto desde el 31 de mayo. Luego operaba a 101,08 yenes, un alza del 1,1 por ciento.

El euro bajaba contra el dólar por tercera semana consecutiva, con un declive de un 1,4 por ciento esta semana. El dólar avanzaba contra el yen por tercera semana consecutiva con un avance de casi un 2 por ciento desde el lunes.

Las ganancias de la divisa verde llevaron al índice del dólar a un máximo de 84,530, su récord en casi tres años. Luego, el índice del dólar subía 1,4 por ciento a 84,429.

La potencial reducción de las medidas de estímulo por parte de la Fed estaba en fuerte contraste con las declaraciones del Banco Central Europeo y del Banco de Inglaterra, que prometieron el jueves mantener sus políticas monetarias expansivas por un tiempo. (Traducido al español por Damián Pérez)