5 de julio de 2013 / 12:22 / hace 4 años

ACTUALIZA 2-Gobierno de Argentina exige a sector triguero abastecer a mercado interno

4 MIN. DE LECTURA

(Añade detalles y reescribe primer párrafo)

Por Maximilian Heath y Nicolás Misculin

BUENOS AIRES, 5 jul (Reuters) - Argentina publicó el viernes una norma para obligar a las empresas del sector triguero a vender su cereal y su harina derivada en el mercado doméstico, luego de una fuerte alza en el precio del grano por las escasas reservas que quedan tras una de las cosechas más pobres de la historia.

La norma que habilita la aplicación de la llamada "Ley de Abastecimiento" -que prevé el decomiso de los productos y sanciones como la clausura de las firmas o incluso la cárcel- fue publicada el viernes por la Secretaría de Comercio Interior, que está a cargo del polémico Guillermo Moreno.

"Los distintos sectores intervinientes en los procesos productivos de trigo pan, condición estándar y harina para panificación derivada del mismo que detenten tenencia física de dicho producto, deberán ejecutar las acciones comerciales tendientes a proveer adecuadamente al mercado interno, a partir del día de publicación de la presente resolución", según la resolución que apareció en el Boletín Oficial.

El país sudamericano es el sexto proveedor internacional de trigo, pero una pésima temporada 2012/13, en la que un área de siembra reducida se combinó con condiciones climáticas adversas, disparó los problemas en el sector.

La cosecha de trigo 2012/13 fue de 9 millones de toneladas, mientras que Argentina necesita unos 6,5 millones para su consumo doméstico.

Tras la disparada que registraron el trigo y algunos productos clave como el pan en las últimas semanas, distintos funcionarios del Gobierno exigieron a productores, acopiadores y exportadores que inyectaran el trigo al mercado interno.

Los productores agrícolas acusan a las políticas proclives a la intervención estatal que promueve Moreno de haber ahuyentado a los agricultores y provocado una caída en la producción de trigo, cuyas exportaciones están restringidas.

El funcionario es acusado por miembros de la oposición y por muchos empresarios de usar formas intempestivas y amenazas directas para lograr objetivos como contener las alzas de precios, que es una de sus principales funciones.

Sus detractores dicen que la elevada inflación del país muestra que sus políticas son un fracaso.

Moreno es "un cavernícola que está desmoronando al campo", señaló a medios locales Eduardo Buzzi, presidente de la Federación Agraria Argentina, una de las cuatro principales asociaciones rurales del país, y un ferviente opositor.

"Los exportadores tienen una porción de trigo, es cierto, pero ojo que la disponibilidad es muy escasa y hay riesgo de que lleguemos a diciembre (...) y terminemos importando trigo desde Uruguay", añadió Buzzi.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires prevé que el año que viene la cosecha de trigo será superior, lo que podría mejorar la situación.

De acuerdo con la entidad, en la temporada 2013/14, que comenzó en mayo, se implantarán 3,9 millones de hectáreas con el grano. El Ministerio de Agricultura argentino estimó el área en cerca de 4 millones de hectáreas. (Reporte adicional de Walter Bianchi. Editado por Gabriel Burin)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below