4 de julio de 2013 / 5:33 / en 4 años

Presidente boliviano vuelve a casa tras escándalo por desvío de su avión

7 MIN. DE LECTURA

* Portugal y Francia negaron derecho de surcar sus cielos a mandatario

* Creían que Morales llevaba a bordo a fugitivo estadounidense Snowden

* "Es una abierta provocación al continente", dijo Morales

* Relaciones entre A.Latina y Europa, comprometidas por incidente: Brasil

* Presidentes sudamericanos se reunirán el jueves para discutir episodio

Por Daniel Ramos

LA PAZ, 4 jul (Reuters) - El presidente boliviano, Evo Morales, regresó a casa el miércoles tarde en la noche para recibir una bienvenida con honores, después de que su avión fuera desviado por países europeos ante rumores de que escondía al fugitivo Edward Snowden en un incidente que despertó la ira de Sudamérica.

Morales fue saludado con una banda marcial y un collar de flores a su llegada al aeropuerto de La Paz en una gélida noche en la que cientos de simpatizantes estrecharon su mano y arrojaron pétalos blancos a su paso.

En una odisea que disparó la temperatura diplomática entre países sudamericanos y el Viejo Continente, el avión de Morales tuvo que aterrizar el martes de emergencia en Viena después de que Portugal y Francia le negaran el derecho de cruzar por su espacio aéreo mientras volvía de una reunión en Moscú.

Morales había dicho en la capital rusa que estaba dispuesto a evaluar la solicitud de asilo del ex contratista de la CIA Snowden, que se encuentra en un limbo legal en el aeropuerto de esa ciudad y es reclamado por Estados Unidos después de que divulgara información secreta sobre sus programas de vigilancia.

"Detenerlo (al avión), desviarlo, obligarnos a que aterricemos de emergencia, no solamente es una forma de atentar contra el presidente, sino (...) contra el continente", dijo Morales en el aeropuerto tras su llegada. "No puedo entender que algunos países sean fieles sirvientes, obedientes del imperialismo norteamericano", agregó.

El inusual tratamiento al líder socialista -un crítico de Washington- llevó a varios países a acusar a la Casa Blanca, que busca extraditar a Snowden, de estar detrás del incidente.

El episodio tocó una fibra sensible en Latinoamérica. La región tiene una historia de altibajos con Estados Unidos, que pese a ser uno de sus mayores socios comerciales también es recordado por décadas de flagrante intervencionismo político.

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), integrada por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela, pidió a los países europeos explicaciones. Y en un comunicado mostró "su indignación y profundo rechazo por tales hechos que constituyen actos inamistosos e injustificables".

El bloque convocó a una reunión el jueves en la ciudad boliviana de Cochabamba para discutir el "virtual secuestro" de Morales y analizar las relaciones de sus miembros con los países europeos involucrados. Los presidentes de Argentina, Ecuador, Uruguay, Venezuela, Surinam y Bolivia confirmaron su presencia.

"Definitivamente están todos locos. Jefe de Estado y su avión tiene inmunidad total. No puede ser este grado de impunidad", fustigó la presidenta argentina, Cristina Fernández, en su cuenta de Twitter.

Advertencia De Brasil

Desde Brasil, la presidenta Dilma Rousseff advirtió sobre las consecuencias que el episodio puede acarrear, sin disimular su "indignación y repudio" ante lo que llamó una "actitud inaceptable" y "provocación".

"Las restricciones impuestas al presidente Morales no afectan sólo a Bolivia, sino a toda América Latina. Comprometen el diálogo entre los dos continentes y posibles negociaciones entre ellos", dijo la mandataria en un comunicado.

El avión presidencial boliviano estuvo varado por unas horas en Viena, donde autoridades austriacas dijeron que funcionarios le habían dado un vistazo. Pero el Gobierno de La Paz aseguró que no fue una requisa.

De allí, la aeronave hizo escala el miércoles en la isla española Gran Canaria con la autorización del Gobierno español, que cedió en su exigencia inicial de revisar del avión después de que Morales negara que Snowden estuviera a bordo.

La última escala técnica del avión presidencial antes de llegar a La Paz fue en la ciudad brasileña de Fortaleza.

Mientras Morales estaba en vuelo, se registraron protestas aisladas en la embajada de Francia, país que pidió disculpas a Bolivia por el contratiempo.

En la sede diplomática, un grupo de 50 personas bloqueó simbólicamente las puertas del edificio con piedras y escombros, algunos arrojaron piedras y otros quemaron banderas de la Unión Europea y Francia, según testigos de Reuters.

La embajada de Estados Unidos en La Paz suspendió los tradicionales festejos por el Día de la Independencia previstos para el jueves.

"Se ha destrozado el derecho internacional. América Latina exige reacciones y explicaciones. Lo ocurrido es demasiado grave", escribió el presidente ecuatoriano Rafael Correa en su cuenta de Twitter.

Los gobiernos de Venezuela, Nicaragua, Cuba y Uruguay también condenaron el incidente del avión presidencial.

Incluso Chile y México, dos de los países más moderados de Latinoamérica, lamentaron el episodio.

El Gobierno boliviano dijo que había presentado una queja formal ante Naciones Unidas y que estaba estudiando otras medidas legales para demostrar que sus derechos fueron violados bajo las leyes internacionales.

Naciones Unidas dijo en un comunicado que el secretario general entendía las preocupaciones del Gobierno boliviano y exhortó a los países involucrados a discutir el asunto.

Snowden llegó a Moscú el 23 de junio procedente de Hong Kong, a la espera de que algún país le dé asilo y así evitar los cargos de espionaje en Estados Unidos. Aunque hizo una solicitud formal a Ecuador, el presidente Rafael Correa aclaró que no puede tramitarla mientras no se encuentre en su territorio.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió que dar refugio a Snowden puede acarrear serios costos. (Reporte adicional de Marco Aquino, Patricia Vélez, Teresa Céspedes y Omar Mariluz en Lima; Alexandra Valencia en Quito; Mario Naranjo en Caracas; Guido Nejamkis y Louise Egan en Buenos Aires; Fabián Cambero en Santiago; Miguel Angel Gutiérrez en Ciudad de México, Emma Farge y Tom Miles en Ginebra. Escrito por Pablo Garibian.)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below