Paraguay instala nuevo Congreso tras acuerdo de gobernabilidad

domingo 30 de junio de 2013 12:42 ART
 

ASUNCION, 30 jun (Reuters) - Paraguay instaló el domingo el Congreso que acompañará la gestión del presidente electo, Horacio Cartes, un día después de la firma de un acuerdo que busca asegurar la gobernabilidad en la inestable nación agrícola sudamericana.

Ochenta diputados juraron la mañana del domingo en el moderno edificio del Congreso ubicado en el centro de Asunción y 45 senadores tenían previsto hacerlo a la tarde. Decenas de manifestantes se congregaban en los alrededores para exigir más atención a los problemas sociales.

El pacto es crucial para Cartes, cuyo conservador Partido Colorado logró en abril una ajustada mayoría en la Cámara baja pero no obtuvo el mismo apoyo en el Senado, donde tendrá que cohabitar con su tradicional rival, el Partido Liberal, y fuerzas de izquierda y centroizquierda.

Cartes, un millonario recién entrado en la política, asumirá el 15 de agosto para un mandato de cinco años en momentos en que Paraguay busca dejar atrás la crisis política abierta en junio del 2012 con la destitución del ex presidente izquierdista Fernando Lugo.

El acuerdo de Cartes con la oposición pretende sacar adelante una agenda de reformas que incluye programas de lucha contra la pobreza, combate a la corrupción y una ley responsabilidad fiscal que ayude a superar el déficit presupuestario de los últimos dos años.

"Es un momento histórico", dijo la senadora Lilian Samaniego, presidenta del Partido Colorado. "Se construyó un acuerdo lo más amplio posible para llevar adelante lo que para nosotros es primordial que es la gobernabilidad de la república".

La coalición izquierdista Frente Guasu de Lugo, que obtuvo cinco bancas en el Senado, no firmó el acuerdo.

La gestión de Lugo, un ex obispo católico, fue obstaculizada por la falta de respaldo en el Congreso. Varios de sus proyectos naufragaron por la oposición del legislativo, que terminó destituyéndolo en un cuestionado juicio político.

Cartes ganó con un 46 por ciento de los votos unas elecciones que marcaron el retorno del Partido Colorado al poder que ejerció durante seis décadas en Paraguay hasta la victoria de Lugo en el 2008.

Uno de los desafíos del nuevo Congreso será ayudar a Cartes a recomponer las relaciones con los países de la región, congeladas tras la destitución de Lugo. (Reporte de Daniela Desantis; editado por Esteban Israel)