24 de junio de 2013 / 15:58 / en 4 años

"Desaire" del Papa a concierto sorprende a cardenales, envía señal

3 MIN. DE LECTURA

Por Philip Pullella

CIUDAD DEL VATICANO, 24 jun (Reuters) - La ausencia de último minuto del Papa Francisco a un concierto en el que era el invitado de honor ha enviado otra señal clara de que va a hacer las cosas a su manera y que no le gusta la vida lujosa del Vaticano.

La gala de música clásica del sábado había sido organizada antes de su elección en marzo. Pero el asiento papal, preparado bajo la presunción de que asistiría, permaneció vacío durante todo el concierto.

Minutos antes del momento previsto de inicio del concierto, un arzobispo dijo a la multitud de cardenales y dignatarios italianos que "un compromiso urgente que no podía ser pospuesto" le impediría a Francisco asistir a la gala.

Los prelados, a quienes les aseguraron que no había un motivo de salud para la ausencia del Papa, lucieron desorientados, dándose cuenta de que el mensaje que quería enviar era que con la Iglesia en crisis, él -y tal vez ellos- tenían demasiado trabajo pastoral que hacer como para asistir a eventos sociales.

"Nos tomó de sorpresa", dijo una fuente del Vaticano el lunes. "Aún estamos en un período de adaptación. El está todavía aprendiendo cómo ser Papa y nosotros aún estamos aprendiendo cómo quiere hacerlo", agregó.

"En Argentina, probablemente sabían que no tenían que organizar eventos sociales, como conciertos, para él porque probablemente no iría", dijo la fuente, que habló bajo condición de anonimato porque no está autorizado a discutir el tema.

La imagen de la silla vacía fue utilizada en muchos periódicos italianos. El Corriere della Sera del lunes calificó su decisión como "una demostración de fuerza" para ilustrar el estilo simple que quiere que los funcionarios de la Iglesia adopten.

Desde su elección el 13 de marzo, Francisco -el otrora cardenal argentino Jorge Bergoglio- no ha pasado una sola noche en los opulentos y espaciosos departamentos papales.

El Papa ha preferido vivir en una habitación pequeña en una concurrida residencia de invitados del Vaticano, donde toma las principales comidas en una sala común y da la misa cada mañana en la capilla de la casa, en lugar de hacerlo en la capilla privada papal ubicada en el Palacio Apostólico.

El día anterior al concierto, Francisco dijo que los obispos debían estar "cerca de la gente" y no tener la "mentalidad de un príncipe".

El sábado, mientras se realizaba el concierto en un auditorio a metros de distancia, se cree que Francisco trabajaba en nuevas designaciones para la Curia, la conflictiva administración central del Vaticano.

La administración ha sido responsabilizada de algunos contratiempos y escándalos que afectaron el pontificado de ocho años del papa Benedicto XVI, quien renunció en febrero.

Francisco heredó una iglesia que lucha con el abuso sexual de niños por parte de curas, la supuesta corrupción y las peleas intestinas dentro de la Curia, y los conflictos por el manejo del banco del Vaticano, salpicado por escándalos. (Reporte de Philip Pullella; editado en español por Lucila Sigal)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below