ANALISIS-Aspera luna de miel de Maduro le augura futuro difícil en Venezuela

jueves 20 de junio de 2013 12:26 ART
 

* Presidente venezolano propone un "Gobierno de calle"

* Maduro hereda una difícil situación económica

* Oposición evalúa estrategia para removerlo

Por Diego Oré y Andrew Cawthorne

CARACAS, 20 jun (Reuters) - Bromea en un improvisado set de televisión en plena sabana, juega fútbol en el palacio presidencial o canta en cualquier barrio de Caracas para intentar llenar el vacío que dejó el fallecido Hugo Chávez, pero Nicolás Maduro no la tiene fácil.

Chávez cimentó su Gobierno sobre un fuerte carisma, dejando la vara alta para el ex sindicalista de 50 años cuya popularidad se ha estancado dos meses después de una reñida elección bajo el peso de una alicaída economía, la depreciación de la moneda, una alta inflación y la escasez de productos básicos que afectan al país petrolero.

El futuro se le complica aún más porque una oposición envalentonada, que desconoce su triunfo electoral, ha dejado entrever su apuesta por revocar su mandato dentro de tres años; mientras que dentro de sus propias huestes, grupos que compiten por la herencia de Chávez no le dan tregua.

"El problema es que Maduro quiere parecerse a Chávez, pero mi comandante no tuvo ni tendrá parangón", dijo Carmen Natera, un ama de casa de 60 años, a las afueras de un departamento que le entregó el fallecido mandatario como parte de un programa para paliar el enorme déficit habitacional.

Allí en Macarao, un pequeño y polvoriento poblado a las afueras de Caracas, llegó Maduro en una de las paradas de su "Gobierno de calle" donde, al más puro estilo Chávez, recorrió barrios micrófono en mano, escuchó quejas, propuso soluciones y entregó dinero en un acto transmitido en cadena nacional.   Continuación...