Agricultores argentinos lanzan huelga comercial contra el Gobierno

martes 11 de junio de 2013 18:03 ART
 

BUENOS AIRES, 11 jun (Reuters) - Las principales asociaciones rurales de Argentina, uno de los mayores proveedores mundiales de alimentos, anunciaron el martes una huelga comercial de cinco días en protesta contra las regulaciones de los mercados que aplica un Gobierno con el que están enfrentados desde hace años.

Aunque se espera un amplio acatamiento de la medida que comenzará el próximo sábado, el cese de comercialización de granos y carne no afectará los embarques del país, ya que las empresas exportadoras cuentan mayormente con reservas para procesar y embarcar.

"El próximo paso (tras las reuniones que se mantuvieron) es el de no comercializar (productos rurales no perecederos) desde las 00.00 horas del sábado 15 hasta las 24.00 horas del miércoles 19", dijo Rubén Ferrero, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), una de las principales entidades agropecuarias del país.

Las disputas entre las entidades rurales y la presidenta Cristina Fernández no son nuevas: en el 2008, un año después de que la mandataria sucediera en el cargo a su marido, Néstor Kirchner, los agricultores realizaron una serie de agresivas protestas que golpearon la economía y pusieron en jaque al Gobierno.

Acosados por el alza de los costos de producción -impulsados por la elevada inflación del país-, los altos impuestos y el clima irregular -que dejó una cosecha inferior a la prevista inicialmente-, los dirigentes rurales anunciaron ahora esta protesta con la que intentan lastimar al Gobierno meses antes de las elecciones de medio término.

El principal reclamo de los agricultores es actualmente contra las regulaciones oficiales de los mercados y los impuestos a las exportaciones.

Con el argumento de garantizar la oferta doméstica de trigo, maíz y carne a bajo precio, las autoridades mantienen restringidas las exportaciones de esos productos y aplican impuestos a sus ventas al exterior.

La soja, el principal cultivo del país, paga una tasa de exportación del 35 por ciento -la más elevada de todos los granos-, aunque sus ventas externas no están limitadas porque el consumo local de la oleaginosa es escaso.

Argentina es el mayor exportador mundial de aceite y harina de soja y el tercero de porotos de la oleaginosa y de maíz.   Continuación...