Entidades rurales Argentina anunciarán huelga el martes: dirigente

domingo 9 de junio de 2013 13:37 ART
 

BUENOS AIRES, 9 jun (Reuters) - Agricultores argentinos anunciarán el martes una huelga comercial de "al menos una semana" que afectará las ventas de granos en protesta contra las políticas gubernamentales para el sector, dijo el domingo un dirigente rural.

"El martes la Mesa de Enlace (los representantes de las principales asociaciones agropecuarias del país) va a estar anunciando un cese de comercialización" de granos, dijo Eduardo Buzzi, presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), a una radio local.

"Lo que se viene para adelante es una protesta que, a pocos días del martes, va a empezar y va a durar una semana por lo menos", agregó Buzzi, quien estimó que la medida posiblemente también afectará la comercialización de ganado.

Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja, y el tercero de maíz, pero sus agricultores mantienen una larga disputa con la presidenta Cristina Fernández por impuestos a las exportaciones de granos y límites a la venta al exterior de trigo y maíz.

"El sector agropecuario argentino va al paro agropecuario. Van las economías regionales, todas las regiones productivas, el productor agrícola, el ganadero, por el destrato, la desconsideración, porque no hay respuestas, porque hay soberbia, hay una actitud del Gobierno nacional que ha puesto a los productores como enemigos", explicó Buzzi.

La semana pasada, en el influyente mercado de futuros de Chicago, rumores indicaron que las principales asociaciones rurales de Argentina -que incluyen a la Sociedad Rural, la Federación Agraria Argentina, Confederaciones Rurales Argentinas y la Confederación Intercooperativa Agropecuaria- se disponían a lanzar pronto una huelga comercial de varios días.

Los agricultores argentinos dicen que restricciones impuestas por el Gobierno a las exportaciones del trigo y el maíz dificultan el cálculo de la superficie que será dedicada a ambos granos cada temporada, y que la elevada inflación, calculada en un 25 por ciento por analistas privados, incrementa sus costos de producción.

En el 2008, los chacareros mantuvieron un fuerte conflicto con el Gobierno cuando Fernández quiso elevar el impuesto a la exportación de la soja, el principal cultivo de la nación austral.

En esa oportunidad los chacareros realizaron una serie de huelgas comerciales que llegaron a desabastecer de alimentos a varias ciudades del país. (Reporte de Guido Nejamkis. Editado por Marion Giraldo)