29 de mayo de 2013 / 21:59 / en 4 años

ACTUALIZA 1-Irán instaló redes en A.Latina para cometer atentados: fiscal argentino

* Fiscal dice tener nuevas evidencias sobre actuación iraní para patrocinar “terrorismo”

* Infiltración alcanzó a Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile, Colombia, Guyana, entre otros

* Dictamen refuerza críticas de líderes judíos a entendimiento entre Teherán y Buenos Aires (Agrega datos, detalles y autor)

Por Guido Nejamkis

BUENOS AIRES, 29 mayo (Reuters) - Un fiscal argentino acusó el miércoles a Irán de infiltrar países de América Latina para instalar bases de espionaje y redes de inteligencia con el fin de “cometer y patrocinar atentados” y dijo que enviará la información a sus pares de la región para que puedan actuar y prevenirse.

Alberto Nisman, fiscal que investiga el atentado que en 1994 voló en Buenos Aires la mutual judía AMIA con un saldo de 85 muertos, dictaminó que “existen fuertes y concordantes indicios” de infiltración iraní en Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile, Colombia, Guyana, Trinidad y Tobago y Surinam, entre otros.

El funcionario judicial, en un dictamen que distribuyó a periodistas, fundamentó parte de su acusación en una serie de documentos incautados en la vivienda en Guyana del militante islámico Abdul Kadir, sentenciado a cadena perpetua a fines del 2010 en Estados Unidos por su participación en un frustrado atentado en el aeropuerto John F. Kennedy en Nueva York.

Nisman y su equipo revisaron las pruebas contra Kadir obtenidas por la corte federal de Brooklyn durante el proceso judicial.

La Unidad de Investigación del ataque a la AMIA que dirige el fiscal se contactó con autoridades judiciales de Estados Unidos debido a que datos de la causa contra Kadir señalaban que había mantenido “reiterados contactos” con Mohsen Rabbani, un diplomático iraní acusado por la justicia argentina de haber planificado el atentado contra la mutual judía.

“En su dictamen (el fiscal...) corrobora y fortalece, con nuevos elementos de juicio, la responsabilidad de las máximas autoridades de la República Islámica de Irán en el atentado contra la sede de la AMIA”, indicó el documento.

Nisman, además, menciona “el rol que Mohsen Rabbani tuvo no sólo en el acto terrorista sino como coordinador de esta penetración en Sudamérica”.

La acusación reforzó los cuestionamientos públicos de la comunidad judía argentina -la mayor de América Latina- a un memorando firmado este año por los gobiernos de Buenos Aires y Teherán para crear una comisión que analice las investigaciones sobre el ataque a la AMIA.

Ese acuerdo bilateral, rubricado por los cancilleres de Irán y Argentina en enero, dispone instalar una llamada “Comisión de la Verdad” para revisar lo actuado judicialmente.

Líderes de la comunidad judía afirman que ese acuerdo puede echar por tierra la investigación sobre el atentado que dirigió Nisman y anunciaron que buscarán anular el entendimiento por la vía legal.

El Gobierno argentino ha dicho que espera que el acuerdo con Irán permita que el juez y el fiscal de la llamada causa AMIA interroguen a los “sospechosos” de haber participado en el ataque.

La voladura de la AMIA en el centro de Buenos Aires conmovió profundamente al país en 1994. Dos años antes otra bomba había destruido la Embajada de Israel en la capital de Argentina.

PEDIDO DE CAPTURA

Por el atentado que destruyó la sede de la AMIA, la justicia argentina responsabilizó a funcionarios de Teherán, e Interpol emitió órdenes de captura por el caso, incluso contra el actual ministro de Defensa iraní, Ahmad Vahidi, imputado como coautor ideológico del ataque.

Mohsen Rezaie, un ex jefe de la Guardia Revolucionaria iraní y actual candidato presidencial en la república islámica, también tiene una orden de captura emitida.

En total, los pedidos de detención recayeron sobre ocho ciudadanos iraníes y uno, que actuaba con un pasaporte colombiano falso, se cree que es libanés.

Rabbani, quien era consejero cultural de la embajada de Irán en Buenos Aires en 1994, fue acusado por la justicia argentina de haber planificado el atentado contra la AMIA.

Debido a las dificultades que ha tenido Interpol en los últimos años para llevar a cabo esas detenciones, Nisman requirió en su dictamen que la organización policial internacional “extreme los recaudos” para que esas capturas se hagan efectivas.

“El fiscal acredita sobre la base de la profusa documentación incautada al allanarse su domicilio en Guyana, como Kadir era un discípulo de (Mohsen) Rabbani, recibía directivas de éste y llevó adelante la infiltración iraní en Guayana, cuya matriz resulta casi idéntica (...) con la establecida por Rabbani en Argentina”, afirmó el dictamen.

Teherán niega cualquier vínculo con el ataque.

Ningún diplomático iraní en Buenos Aires estaba inmediatamente contactable para comentar. El Gobierno argentino tampoco tuvo una inmediata reacción sobre el dictamen de Nisman. (Reporte de Guido Nejamkis, editado por Javier Leira y Silene Ramírez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below