16 de mayo de 2013 / 2:38 / hace 4 años

ACTUALIZA 1-Estibadores finalizan huelga de dos días en puerto Santos de Brasil

* Trabajadores protestaban por proyecto de ley de reforma portuaria

* Proyecto apunta a atraer inversión privada a puertos (Cambia redacción con final de la huelga)

SAO PAULO, 15 mayo (Reuters) - Estibadores del puerto brasileños de Santos regresaron a trabajar en la noche del miércoles, poniendo fin a una paralización de dos días en los principales terminales del país que tuvo un impacto limitado en el movimiento de la carga.

La huelga comenzó inesperadamente el martes al mediodía en los puertos de Santos, Paranaguá y Río de Janeiro, los mayores del sur de Brasil. Pero en la tarde del miércoles, los trabajadores de Santos eran los únicos que permanecían paralizados.

Los trabajadores portuarios protestaban por un proyecto de ley que se debate en el Congreso. Los estibadores quieren asegurarse de que las reformas propuestas, que podrían permitir a posibles nuevos inversores de los terminales contratar a mano de obra no sindicalizada, también protejan los derechos sindicales.

"Volvimos a trabajar a las 19.00 horas y todo será normal" el jueves, dijo Carlos Rodrigues Alvez, secretario del sindicato de estibadores del puerto de Santos.

La reforma busca atraer miles de millones de dólares en inversiones necesarias para mejorar la infraestructura y reducir el llamado "costo Brasil" que encarece los negocios en la mayor economía de América Latina.

Sus proponentes creen que eso volverá a los puertos más eficientes y a su vez ayudará a reducir los costos de hacer negocios con Brasil.

La Cámara Baja del Congreso debería someter la propuesta a votación más tarde el miércoles. Si es aprobada, pasará al Senado.

Los puertos brasileños cobran algunos de los precios más altos del mundo. Esos costos derivan, en parte, de acuerdos laborales. Pero son acentuados por la burocracia, impuestos y falta de competencia entre las terminales.

La presidenta Dilma Rousseff convirtió la propuesta en una prioridad, un intento por mejorar la colapsada infraestructura que frena el crecimiento económico.

La huelga afectó el movimiento de barcos en Santos e impidió la descarga de 14 embarcaciones en la mañana, según un portavoz del puerto. La mayoría de los barcos afectados transportaba contenedores.

Típicamente las cargas a granel como la soja y el maíz se ven menos afectadas por las paralizaciones laborales debido a que requieren de menos trabajadores. El movimiento de bienes perecibles en contenedores como el café, el azúcar en sacos y las carnes es más vulnerable.

El agente de cargas Williams dijo que la huelga no afectó a la carga de azúcar sin refinar a granel en el puerto, pero que había desacelerado la carga de azúcar en saco debido a la necesidad de estibadores.

Funcionarios en Paranaguá dijeron que el movimiento en las instalaciones regresó a la normalidad después de que la huelga retrasó las operaciones el martes.

Brasil atraviesa por una cosecha récord de soja, mientras que las cosechas de café y azúcar deben llegar a los puertos sobrecargados dentro de pocas semanas. (Reporte de Reese Ewing y Caroline Stauffer. Traducido al español por Esteban Israel. Editado por Mónica Vargas)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below