Tribunal brasileño despeja el camino para el matrimonio gay

miércoles 15 de mayo de 2013 16:02 ART
 

BRASILIA, 15 mayo (Reuters) - Brasil, el país con más católicos del mundo, dio esta semana un paso importante hacia la legalización del matrimonio de personas del mismo sexo, siguiendo los pasos de sus vecinos Argentina y Uruguay.

Un panel que supervisa el sistema judicial brasileño dijo el martes que las notarías públicas de Brasil no pueden negar las licencias de matrimonio a personas del mismo sexo que vivan juntas.

Aunque la justicia brasileña ha dado pasos para reconocer las uniones de personas del mismo sexo, la legalización total depende en realidad del Congreso, donde una propuesta de ley es duramente resistida por los parlamentarios conservadores evangélicos.

El Consejo Nacional de Justicia basó su decisión de esta semana en un fallo de la Corte Suprema del 2011 que establece que los homosexuales con relaciones estables deben tener los mismos derechos que las parejas heterosexuales en términos de jubilación, herencias, división de bienes y pensiones.

Y eso facilita además la adopción de hijos.

El fallo fue propuesto por el presidente de la Corte Suprema, Joaquim Barbosa, que también encabeza el panel. El juez dijo que los gays son parte de la realidad social brasileña y no deberían ser discriminados.

"Nuestra sociedad está atravesando muchos cambios y el Consejo Nacional de Justicia no debería ser indiferente ante ellos", dijo Barbosa en la página web del panel.

Desde el 2011 las notarías de 12 de los 26 estados de Brasil y del distrito federal donde está situada la capital Brasilia deben oficializar los matrimonios gays, pero según una reciente pesquisa del diario O Globo a menudo ponen trabas y exigen órdenes judiciales.

Antes de la decisión del martes, las parejas gays podían ver sus solicitudes de certificado de matrimonio rechazadas porque las notarías no estaban obligadas a casarlos. Desde ahora los notarios pueden ser procesados si se niegan a unir en nupcias a dos personas del mismo sexo.   Continuación...