Brasil mira más allá de la OMC, pese a obtener máximo puesto de comercio global

viernes 10 de mayo de 2013 18:55 ART
 

Por Alonso Soto

BRASILIA, 10 mayo (Reuters) - Brasil peleó duro para conseguir la jefatura de la Organización Mundial del Comercio (OMC) esta semana, pero en privado reconoce que la mayor tarea de la institución -promover conversaciones mundiales de libre comercio- parece hoy una causa perdida.

El Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff avanza cautelosamente hacia acuerdos regionales y bilaterales menos ambiciosos pero con mayor probabilidad de éxito. La mandataria espera que un mayor intercambio saque a la mayor economía de América Latina de una reciente y sorpresiva desaceleración.

Rousseff celebró que el diplomático brasileño Roberto Azevedo ganara el martes la elección del jefe de la Organización Mundial de Comercio (OMC), que tiene su sede en Ginebra, apuntándose una victoria para los países en desarrollo en un club comercial dominado durante muchos años por países ricos.

El triunfo de Azevedo sobre un candidato mexicano, posible gracias al apoyo de países africanos con los que Brasil ha trabajado duro para cultivar lazos en la última década, también fue presentado como otra señal de la creciente influencia económica del país sudamericano.

Sin embargo, funcionarios en Brasilia a cargo de los asuntos comerciales dijeron que su foco se mantiene en otros lados.

Con las conversaciones lideradas por la OMC en el limbo por tantos años, varios funcionarios dijeron a Reuters que recibieron instrucciones de priorizar una mayor integración con Estados Unidos y la Unión Europea.

"Brasil hizo una apuesta por la OMC años atrás. Ahora vemos que es improbable que la OMC avance pronto, por lo que necesitamos movernos hacia otros acuerdos", dijo un funcionario quien, al igual que el resto, solicitó el anonimato.

"Estamos asumiendo el hecho de que estamos perdiendo participación de mercado ante otros. Necesitamos actuar", agregó.   Continuación...