Papa Francisco recibe a español Rajoy en una audiencia privada

lunes 15 de abril de 2013 09:48 ART
 

MADRID, 15 abr (Reuters) - El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, fue recibido el lunes en audiencia por el recientemente elegido Papa Francisco, en la primera reunión del Pontífice argentino con un jefe de Gobierno europeo.

Durante la audiencia celebrada en la Santa Sede en El Vaticano, de la que no trascendió información, ambos tenían previsto tratar asuntos bilaterales entre los dos estados.

Rajoy, que acudió a la audiencia acompañado por su mujer Elvira Fernández, regaló al Papa una camiseta de la selección española de fútbol, campeona del mundo y de Europa.

El ex arzobispo de Buenos Aires Jorge Mario Bergoglio es un gran aficionado al fútbol y socio del club argentino San Lorenzo de Almagro.

Según informó el Palacio de la Moncloa, Rajoy tenía intención de transmitir al pontífice su satisfacción por su elección hace un mes como el primer Papa latinoamericano y primer jesuita de la historia, y reiterarle una invitación en nombre del Rey para que visite España.

El presidente del Gobierno pretendía también agradecer al Papa la labor social y educativa de la Iglesia en España, sobre todo en tiempos de crisis, y posteriormente reunirse con el secretario de Estado del Vaticano, Tarsicio Bertone.

La Iglesia Católica tiene una situación que muchos consideran privilegiada en España, amparada por el Concordato firmado con el Vaticano en 1979, mediante el cual la institución no paga el impuesto de propiedades urbanas por sus lugares de culto, residencias de sacerdotes y monjas o seminarios.

Con el país hundido en una crisis económica, desde diversos sectores políticos se ha propuesto que la Iglesia Católica pague más impuestos por sus propiedades en España, una iniciativa que ha sido criticada por el Gobierno.

El anterior Ejecutivo del socialista José Luis Rodríguez Zapatero se enfrentó en diversas ocasiones con la Iglesia Católica por los derechos de los homosexuales y del aborto, sobre todo después de que en el 2005 España se convirtiera en el tercer país del mundo en legalizar el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

Desde su elección como el primer Papa no europeo en casi 1.300 años, Francisco ha intentado recuperar la confianza en la Iglesia y ha mostrado una sencillez que lo ha diferenciado de la pompa de pontificados anteriores, lo que quedó demostrado al preferir vivir en una simple residencia del Vaticano en lugar de trasladarse a los lujosos departamentos papales. (Reporte de Raquel Castillo en Madrid. Editado por Teresa Larraz y Marion Giraldo)