China en miras de importación histórica de maíz por daños a cosecha

martes 9 de abril de 2013 10:21 ART
 

PEKIN, 9 abril (Reuters) - China importaría un volumen récord de maíz en el próximo año de comercialización, aprovechando una caída en los precios globales y después de los daños que sufrió su cosecha por moho y demoras en la siembra por un clima muy húmedo.

Las importaciones alcanzarían entre 6 y 7 millones de toneladas en el año de comercialización 2013/2014, que comienza el 1 de octubre, según estimaciones de tres analistas destacados de la industria, lo que supera un máximo histórico anterior de 5,2 millones de toneladas en 2012/2013.

Las fuertes importaciones chinas de maíz podrían apuntalar los futuros en Estados Unidos, que han caído tras alcanzar un máximo histórico el verano pasado, debido a una sequía en Estados Unidos. Los precios en la Bolsa de Chicago cayeron a un mínimo en nueve meses de 6,265 dólares el bushel el 5 de abril.

"Los precios de la nueva cosecha estadounidense son bastante baratos, lo que desencadenará importaciones de los molinos forrajeros y de las firmas controladas por el Estado", dijo Li Qiang, un analista superior de Shanghai JC Intelligence (JCI), una consultora privada.

El volumen de importación estimado representa menos del 4 por ciento del consumo general de China. Los molinos forrajeros y las procesadoras de maíz consumen alrededor de 17 millones de toneladas por mes.

Desde febrero, China ya ha comprado 1,3 millones de toneladas de maíz estadounidense a ser cosechado después de septiembre y los molinos forrajeros continuarían comprando, dijeron operadores.

COFCO, la comercializadora controlada por el Estado, también ha recibido cuotas de importación adicionales, que usará para hacer más compras durante el año, según previsiones de operadores.

China impone cuotas de importación estrictas para el maíz y el gobierno a veces incrementa la adjudicación para firmas controladas por el Estado, en el marco de sus obligaciones ante la Organización Mundial del Comercio.

La reciente caída en los precios estadounidenses del maíz, que registraron la semana pasada su baja semanal más importante en 21 meses tras proyecciones oficiales de un área sembrada récord, significa que la nueva cosecha estadounidense es ahora más de 300 yuanes (48,36 dólares) la tonelada más barata que el maíz doméstico.   Continuación...