Lluvias preparan suelo para campaña 2013/14 de trigo en Argentina

miércoles 3 de abril de 2013 17:01 ART
 

BUENOS AIRES, 3 abr (Reuters) - Las abundantes lluvias que cayeron en los últimos días en Argentina cargaron de humedad los suelos de gran parte de la principal región agrícola del país, lo que favorecerá la próxima siembra del trigo del ciclo 2013/14, dijo el miércoles un experto climático.

Las lluvias fueron excesivas en el noreste de Buenos Aires, la provincia agropecuaria de Argentina, pero la soja 2012/13, que actualmente está siendo recolectada, no sufriría pérdidas debido a que las precipitaciones no fueron acompañadas de ráfagas y granizo, añadió Germán Heinzenknecht, meteorólogo de la Consultora de Climatología Aplicada (CCA).

Los cultivos de Argentina -el principal exportador mundial de aceite y harina de soja, el tercero de maíz y el sexto de trigo- sufrieron condiciones climáticas irregulares en la campaña 2012/13. En la segunda mitad de 2012 hubo precipitaciones desmesuradas y a inicios de este año una sequía.

En el oeste de la provincia de Buenos Aires, en la provincia de Córdoba y en el centro y sur de la provincia de Santa Fe hubo precipitaciones de cerca de 50 milímetros en los últimos días, dijo Heinzenknecht.

Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe son los tres principales distritos agropecuarios de Argentina, en ese orden.

"Son lluvias que vienen bien para empezar a cargar perfiles (de humedad en el suelo) en zonas que necesitan que llueva en abril si tienen intenciones de hacer fina (sembrar trigo). Hacía falta que lloviera. En esas zonas en general han sido favorables las lluvias", señaló.

La siembra del trigo en Argentina habitualmente comienza en el mes de mayo, durante el otoño austral.

Según el Ministerio de Agricultura argentino, la cosecha de trigo 2012/13 fue de 9 millones de toneladas, muy por debajo de los 14,5 millones de toneladas recolectados en la temporada previa, debido al clima adverso que acompañó al cereal.

Por otro lado, en partes del noreste de Buenos Aires, las precipitaciones superaron los 100 milímetros, lo que provocó algunas anegaciones, dijo Heinzenknecht.   Continuación...