YPF y Dow discuten posible asociación en Argentina para desarrollar gas natural

martes 26 de marzo de 2013 18:31 ART
 

BUENOS AIRES, 26 mar (Reuters) - La petrolera argentina YPF dijo el martes que firmó un memorando de entendimiento con la filial local de la petroquímica Dow Chemical para el desarrollo conjunto de un yacimiento de gas natural no convencional en el bloque "El Orejano", en la sureña provincia de Neuquén.

El acuerdo permitirá que YPF y Dow negocien los términos y condiciones finales para una asociación en la que la petrolera cedería el 50 por ciento de su participación para desarrollar el área, con una extensión de 41 kilómetros cuadrados (10.131 acres).

"Inicialmente, el compromiso abarcaría el desarrollo del primer proyecto piloto de shale gas en la Argentina", dijo YPF en una nota.

YPF es accionista, junto a Dow y a la filial local de la brasileña Petrobras, en la Compañía Mega, dedicada a separar y fraccionar gas y que suministra materias primas al Complejo Petroquímico de Bahía Blanca, en el sur de Buenos Aires, entre otros.

Para Dow, el acuerdo fortalece su acceso a materias primas "mediante acuerdos de largo plazo e inversiones de capital moderadas y eficientes", según la nota.

Vaca Muerta es una gigantesca formación de hidrocarburos no convencionales que se encuentra bajo el foco de inversores internacionales porque podría albergar una de las reservas de hidrocarburos no convencionales más grandes del mundo. YPF tiene derechos de desarrollo sobre un 40 por ciento del campo.

La petrolera fue nacionalizada en mayo pasado en un intento del Gobierno por revertir el derrumbe de la producción y de las reservas de hidrocarburos en el país.

YPF prevé realizar este año un piloto con 132 pozos de crudo en Vaca Muerta que demandará una inversión de 1.360 millones de dólares. Está tratando de cerrar un acuerdo con la petrolera Chevron para asociarse en el desarrollo de Vaca Muerta.

Además está a la caza de inversiones privadas por 4.500 millones de dólares para financiar parte de los 32.600 millones de dólares que necesita en los próximos cinco años para levantar su alicaída producción de hidrocarburos.

La compañía tiene restringido el acceso a los mercados financieros internacionales por la poca confianza que genera Argentina tras la masiva cesación de pagos del 2001/2002.

La nacionalización sin compensación de un 51 por ciento en YPF en manos del grupo español Repsol también aumentó el malhumor de los inversores con el país. (Reporte de Guido Nejamkis; Editado por Silene Ramírez)