Agricultores argentinos piden nuevas lluvias tras excesivas precipitaciones 2012

lunes 14 de enero de 2013 14:55 ART
 

BUENOS AIRES, 14 ene (Reuters) - Tras sufrir lluvias excesivas e inundaciones durante la segunda mitad del 2012, la soja y el maíz de Argentina necesitan nuevamente agua en el corto plazo para no sufrir una merma en sus rendimientos tras casi un mes con escasa humedad.

El clima seco de las últimas semanas permitió acelerar la siembra del 2012/13 en Argentina, un proveedor mundial clave de alimentos, que estaba muy demorada por las lluvias muy superiores a las normales que hubo en la segunda mitad del año pasado debido al fenómeno climático El Niño.

Pero, tras disiparse las preocupaciones por las hectáreas que no podían sembrarse por la humedad excesiva, desde fines de diciembre escasearon las lluvias y comenzaron los temores a que eso genere pérdidas de rendimientos en la soja y el maíz implantados.

"Las lluvias fueron buenas hasta el 20 de diciembre, pero de ahí en adelante, en la zona (agrícola) núcleo, estas estuvieron muy por debajo de lo normal", dijo a Reuters Germán Heinzenknecht, meteorólogo de la Consultora de Climatología Aplicada (CCA).

"Hasta ahora no se notaba (la falta de precipitaciones) porque antes había llovido mucho y el suelo tenía mucha reserva de humedad. El problema es que a partir del fin de semana que viene las reservas van a estar al borde y los cultivos van a empezar a sentir estrés hídrico", agregó.

Tras meses de pedir una pausa en las lluvias, ahora los agricultores argentinos escrutan el cielo en búsqueda de nubes que anuncien precipitaciones, con el recuerdo de la sequía del ciclo pasado demasiado fresco en su memoria.

En la campaña 2011/12 el fenómeno La Niña, la contracara climática de El Niño, dejó casi sin lluvias durante meses a gran parte de las provincias agropecuarias de Argentina, lo que generó importantes pérdidas en los cultivos.

De acuerdo con Heinzenknecht, en la segunda mitad de enero caerían precipitaciones, aunque éstas serían ligeras. Sin embargo, en febrero habría una normalización de las lluvias.

"Puede ser que caigan lluvias la próxima semana, pero no como las que había antes del 20 de diciembre, que para las condiciones actuales sería bueno que lo sean para recuperar rápido los niveles de humedad", dijo Heinzenknecht.   Continuación...