Argentina ve sólida demanda china por soja a pesar de economía

miércoles 28 de marzo de 2012 21:06 ART
 

By Hugh Bronstein

BUENOS AIRES, mar 28 (Reuters) - La desaceleración económica de China no golpeará la demanda por soja argentina, que se usa para alimentar la floreciente industria ganadera del país asiático, dijo el miércoles un funcionario de alta jerarquía de Argentina.

La demanda china para alimentar sus reses ha desafiado las predicciones de que las importaciones podrían disminuir a la par de la desaceleración del crecimiento económico del país.

Argentina es el mayor exportador mundial de harina de soja, que se usa para alimentar ganado, y el tercer exportador de granos de soja.

La Organización de Naciones Unidas dice que la demanda para ambos productos sigue creciendo a un ritmo mayor al esperado, dado que la desaceleración de la actividad económica está siendo compensada con el insaciable apetito por jugosos bistecs que ha desarrollado la clase media emergente china.

El ministro de Agricultura argentino, Norberto Yauhar, instaló el miércoles una reunión regional de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), diciendo a periodistas que la demanda china por soja y maíz argentinos está para quedarse.

"Creo que por los próximos años las reglas del mercado las va a seguir manejando China", dijo el funcionario.

"Tenemos un muy buen sistema de comercialización con China", afirmó el ministro. "Va a seguir siendo un país demandante de soja y derivados de la soja argentina", dijo Yauhar.

El ministro indicó que el país sudamericano, cuyo vasto cinturón de haciendas en la Pampa --donde los productores han recurrido a tecnología de semillas genéticamente modificadas con el fin de mejorar los campos-- busca "indudablemente" también aumentar exportaciones a otros mercados.

Argentina prevé una cosecha 2011/12 de soja de 44 millones de toneladas, luego que la de diciembre-enero frustró las expectativas originales de 53 millones de toneladas.

Los exportadores de granos con operaciones en Argentina incluyen a Cargill, Bunge, Molinos Rio de la Plata, Noble y Louis Dreyfus. (Reporte de Hugh Bronstein, editado por Magdalena Morales.)