Bolsas europeas cierran en baja tras decepción por datos China

viernes 10 de agosto de 2012 15:01 ART
 

Por Blaise Robinson

PARÍS, 10 ago (Reuters) - Las acciones europeas cayeron el viernes después de que flojos datos macroeconómicos chinos llevaron a los inversores a tomar un respiro tras un fuerte repunte de dos semanas, pero un descenso en el índice de volatilidad de la región a mínimos de tres semanas resaltó que el apetito por riesgo se mantiene.

El índice FTSEurofirst 300 cerró con un descenso del 0,13 por ciento a 1.099,55 puntos, poniendo freno a una recuperación que llevaba dos semanas durante la cual avanzó un 8 por ciento.

Datos provenientes de China que mostraron que sus exportaciones crecieron apenas un 1 por ciento durante julio respecto al año anterior alimentaron las preocupaciones sobre la marcha de la segunda economía mundial y de la demanda global.

Pese al descenso de la jornada, el índice logró cerrar su décima semana seguida con avances al acumular en los últimos cinco días una ganancia del 1,8 por ciento.

"Tras semejante repunte, la gente está tentada a recoger parte de los beneficios, es sano, los inversores están recobrando el aliento", dijo Isabelle Enos, vicejefe de gestión de activos de B*Capital, en París.

El índice de volatilidad Euro STOXX 50, principal indicador de la ansiedad del inversor bursátil europeo, cayó un 2,5 por ciento a un mínimo de tres semanas por debajo de 23, reflejando la recuperación del apetito de los inversores por activos de riesgo como las acciones.

El índice Euro STOXX 50 de las principales acciones de la zona euro cayó un 0,6 por ciento, a 2.423,22 puntos, mientras que el subíndice bancario retrocedió un 0,9 por ciento.

En ese sector, las acciones de Commerzbank cayeron un 3,2 por ciento, y las de Banco Popolare y BNP Paribas perdieron un 2,5 y un 1 por ciento, respectivamente.

El índice bancario, sin embargo, aún acumula un alza del 23 por ciento desde que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, declaró hace dos semanas que el banco estaba "listo para hacer lo necesario para preservar al euro", generando expectativas de acciones que ayuden a bajar los costos de endeudamiento de Italia y España. (Reporte de Blaise Robinson; editado por Hernán García)