Lluvias mejoran humedad para siembra trigo argentino 2012/13

jueves 9 de agosto de 2012 16:43 ART
 

BUENOS AIRES, 9 ago (Reuters) - Las lluvias registradas en áreas agrícolas clave de Argentina ayudaron a recargar humedad en zonas resecas donde falta sembrar trigo 2012/13, pero los productores aún deberán esperar para terminar su implantación, dijo el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

El país sudamericano es uno de los principales exportadores mundiales de trigo, pero algunas regiones permanecían muy secas tras una sequía por el fenómeno climático La Niña, que en la campaña 2011/12 golpeó con fuerza al maíz y a la soja.

"Estos aportes (lluvias) recargaron los perfiles en sectores del sudoeste bonaerense (provincia de Buenos Aires) y en gran parte de (la provincia de) La Pampa, en donde hasta la semana pasada se registraba una ajustada condición hídrica", señaló la Bolsa en su reporte semanal de cultivos.

Buenos Aires es la principal provincia triguera del país. El Ministerio de Agricultura estima que la producción de trigo 12/13 será de al menos 12,5 millones de toneladas.

"Por otra parte, las precipitaciones acumuladas garantizan las reservas de humedad necesarias para una correcta implantación del cultivo, y también permitirán que los cuadros transiten las diferentes etapas vegetativas sin restricciones de humedad", añadió la entidad.

Los agricultores argentinos ya sembraron el 98 por ciento de las 3,6 millones de hectáreas previstas para el trigo 2012/13, lo que marca un avance intersemanal de 7 puntos porcentuales.

La Bolsa considera que el área destinada al trigo será inferior a la de la temporada pasada -cuando alcanzó 4,6 millones de hectáreas- debido a las dificultades que los productores dicen que tienen para vender el cereal en Argentina.

Este año, el Gobierno estrenó un nuevo esquema comercial para el trigo y el maíz -cuyas exportaciones están restringidas para asegurar el abastecimiento local- en reemplazo de un sistema que era cuestionado por los agricultores, que muchas veces se veían forzados a malvender sus granos.

MAÍZ Y GIRASOL   Continuación...