Expansión de gasoducto, detenida por inseguridad en selva Perú

jueves 2 de agosto de 2012 19:20 ART
 

* También impiden trabajos de mantenimiento del actual gasoducto

* Remanentes de Sendero Luminoso hostigan a contratistas

Por Marco Aquino

LIMA, 2 ago (Reuters) - Las "graves" condiciones de inseguridad y la amenaza de insurgentes de Sendero Luminoso en la selva de Perú impiden reanudar el plan de expansión del gasoducto que trae el combustible a Lima desde los campos de Camisea, dijo el jueves una fuente de la empresa operadora del transporte de gas.

La fuente de la firma Transportadora de Gas del Perú (TGP), que pidió anonimato, afirmó que el hostigamiento incluso ha impedido los trabajos de mantenimiento y de "buena parte" del proceso de operación del sistema actual de transporte de gas, aunque sin afectar el traslado del fluido.

Asimismo, la brasileña Odebrecht tiene planeado la construcción de otro gasoducto desde los campos de Camisea hasta el sur del Perú, que implicará una inversión de unos 6.000 millones de dólares y que permitirá desarrollar un polo petroquímico en el sur del país.

En abril, un grupo de remanentes de Sendero Luminoso secuestró a 36 trabajadores de empresas contratistas que operan el sistema de transporte de gas de Camisea, que movilizó a más de 1.500 policias y militares en busca de los rehenes en la provincia de La Convención, en la región sureña del Cusco.

Tras seis de días de cautiverio, los trabajadores fueron liberados sanos y salvos por sus mismos captores, en un desafío al Gobierno del presidente Ollanta Humala y que tuvo como consecuencia la renuncia de sus ministros de Defensa e Interior.

En la búsqueda de los guerrilleros, 10 policías y militares perdieron la vida en enfrentamientos con los rebeldes.   Continuación...