Peso argentino vuelve a tocar mínimo histórico en mercado paralelo

miércoles 18 de julio de 2012 18:13 ART
 

(Agrega gráfico de cotización del peso)
    Por Walter Bianchi
    BUENOS AIRES, 18 jul (Reuters) - El peso argentino tocó el
miércoles un nuevo mínimo histórico en el mercado negro porque
ahorristas y pequeñas empresas buscaron el billete verde ante la
incertidumbre sobre el futuro de la economía local.
    La moneda argentina retrocedió un 2,94 por ciento poco
después de su apertura a 6,76/80, ampliando al 49 por ciento su
brecha con el tipo de cambio oficial, según datos de operadores
cambiarios. Luego rebotó para cerrar en 6,70/6,74, un 2,08 por
ciento por debajo de su valor del martes y un 29,64 por ciento
menos que a inicios de año.
    Los argentinos, que durante décadas se han refugiado en el
dólar contra los vaivenes de la economía, no puede acceder al
mercado oficial de cambios debido a que el Gobierno prohibió la
compra de moneda extranjera para atesoramiento.
    La medida busca frenar una fuga de capitales que deterioró
las reservas del Banco Central. El nivel de las reservas es
crítico para el Gobierno, ya que echa mano de esos recursos para
pagar vencimientos de deuda y cubrir gastos corrientes.
 
    El peso cerró en el mercado interbancario con una baja del
0,11 por ciento a 4,55 por dólar.
    Por el contrario, varias acciones líderes usadas en
operaciones de arbitraje entre pesos y dólares, una forma de
adquirir divisas y transferirlas al extranjero, registraron
fuertes alzas.  
    El título de la petrolera YPF subió un 6,17 por ciento y los
de la distribuidora eléctrica Edenor aumentaron un 5,78 por
ciento. El principal índice de la Bolsa de Buenos Aires, el
Merval, cerró con un alza del 3,87 por ciento.
    El tipo de cambio implícito en estas operaciones de
arbitraje también alcanzó su máximo histórico, de 6,86 pesos por
dólar.
    "Hay un proceso inflacionario muy fuerte y eso provoca que
la gente está muy preocupada. No sabe qué hacer con los pesos y
entonces busca un refugio", dijo a una radio el presidente del
Banco Ciudad de Buenos Aires, Federico Sturzenegger.
    A pesar de que el fuerte crecimiento de la economía
argentina se está desacelerando por la crisis global, los
precios minoristas continúan creciendo en forma sostenida.
Bancos extranjeros estimaron que Argentina finalizará el año con
una inflación de alrededor del 25 por ciento, una de las mayores
del mundo.
    El Banco Central suele intervenir a diario en la plaza
interbancaria para evitar bruscas oscilaciones de la moneda y
comprar dólares para reforzar sus reservas. El Gobierno sólo
permite compras de dólares al tipo de cambio oficial para
operaciones relacionadas con el turismo y el comercio exterior.
    La presidenta de centroizquierda Cristina Fernández, cuyo
férreo control sobre la economía y sus políticas no ortodoxas
son criticadas por los inversores internacionales, ordenó a la
oficina de impuestos a aumentar sus inspecciones sobre las casas
de cambios para penalizar las operaciones con el dólar paralelo.
    Pero, los mayores controles no lograron frenar la oferta de
billetes verdes.

 (Reporte de Walter Bianchi, escrita por Alejandro Lifschitz;
Editado por Javier López de Lérida)