19 de julio de 2012 / 11:18 / en 5 años

PERFIL-JUEGOS-Con título NBA en el bolsillo, LeBron mira Londres

Por Simon Evans

MIAMI, 19 jul (Reuters) - El recientemente coronado campeón de la NBA LeBron James se dirige a los Juegos de Londres como uno de los mejores atletas de Estados Unidos y uno de los basquetbolistas más grandes de todos los tiempos. Pero, extrañamente, también como alguien a quienes muchos le desean el fracaso.

Las actuaciones de James han sido de tal nivel que son comparables con las demostraciones del futbolista argentino Lionel Messi, sin dudas la mayor estrella de su generación y un jugador cuya carrera le deparará un lugar en el olimpo de los mejores de todos los tiempos en su disciplina.

Sin embargo, mientras ni siquiera los hinchas más fervientes de los equipos rivales no pondrían en duda el nivel de Messi en el fútbol mundial, James ha sufrido las burlas y los abucheos de los simpatizantes en Estados Unidos y se enfrentó a un medio local que lo ha criticado ante cualquier muestra de debilidad.

La hostilidad hacia el jugador de 27 años puede ser difícil de entender para los hinchas que están fuera del mundo del deporte estadounidense. James era un agente libre en 2010, sin contrato, y optó por formar un equipo con su compañero Dwayne Wade y Chris Bosh en el Miami Heat.

Después de siete años con los Cleveland Cavaliers, donde los personajes secundarios rara vez parecían capaces de darle la ayuda que necesitaba para ganar un título de la NBA, James se unió a dos jugadores con los que, en su opinión, se podría llegar a armar un equipo para conquistar la corona.

Naturalmente, los aficionados de Cleveland estaban molestos por haber perdido a su jugador estrella, pero a diferencia del fútbol internacional, donde los jugadores cambian de club con frecuencia en busca de gloria o mejores recompensas, muchos observadores de la NBA sentían que James se había equivocado al unirse a otros grandes jugadores.

“No hay manera de que me hubiera unido a Magic (Johnson) o a Michael Jordan y jugar con ellos”, dijo Larry Bird, que ganó tres títulos de la NBA con los Boston Celtics en la década de 1980, en el momento de la decisión de James.

“La única vez que quise jugar con Magic fue en el equipo olímpico, y aún así nuestras prácticas eran duras, y nos golpeábamos el uno al otro en los entrenamientos”.

Sin embargo, la experiencia olímpica de James en Pekín con Bosh y Wade fue en muchos sentidos la semilla del cambio. Los tres se encaminaban a convertirse en agentes libres al mismo tiempo y comenzaron a preguntarse qué podían hacer juntos.

El gran error de James, que incluso él y sus partidarios reconocen ahora, fue anunciar su decisión en un especial televisado a nivel nacional en el que pomposamente anunció que estaba “llevando mi talento a South Beach.”

Aunque el show fue antes que nada una manera de recaudar dinero para la caridad, no era la forma de tratar a los aficionados de Cleveland, y estaba claro que James había sido mal asesorado por sus colaboradores.

ACTUACION EXCELENTE

Durante su primera temporada en Miami el equipo fue muy abucheado, especialmente James, y se sentía como si la mayor parte del país estaba instando al alemán Dirk Nowitzki y los Dallas Mavericks a un eventual triunfo en las finales de la NBA del 2011.

James, un gran jugador en los dos extremos de la cancha, fue criticado por no mostrar actuaciones demoledoras en el epílogo de las finales tras pasar la pretemporada trabajando en sus pocas áreas débiles.

Este año James, elegido como el Jugador Más Valioso de la temporada regular de la NBA y la serie por el título, respondió con una serie de actuaciones notables, y sobre todo cuando más importa.

Tuvo un promedio de 30,5 puntos en los playoffs y logró un triple doble en el decisivo quinto partido de las finales con 26 puntos, 13 asistencias y 11 rebotes.

“No sé qué dirán ahora”, dijo el experimentado reserva de Miami Juwan Howard. “Ya ha hecho todo. ¿Con qué van a tratar de criticarlo ahora? ¿Qué ha hecho mal esta vez?”

Lo que hace aún más extraño el odio hacia LeBron es que, aparte de su extraordinaria capacidad física y talento, también es una personalidad atractiva.

“Cuando llegas a conocer a LeBron, no entiendes por qué era el destinatario de todas las críticas incesantes sobre un jugador que encarna todas las cualidades que uno quiere de un campeón”, dijo el entrenador del Heat, Erik Spoelstra.

“Si pasas diez minutos con él, el chico te encanta. Es uno de los personajes más carismáticos que he tenido cerca. Ees un compañero de equipo increíble”.

Hasta la principal amenaza para su sueño de un primer título de la NBA, Kevin Durant de Oklahoma City Thunder, no tenía más que elogios para James tras el final de la serie. Lo mismo pasa con los jugadores que serán sus compañeros de equipo en Londres.

“Es un jugador increíble y una persona increíble .... Fue una temporada de ensueño para él”, dijo Durant.

“Ese tipo jugó un baloncesto espectacular durante toda la temporada. Espero que podamos conseguir una medalla de oro juntos este verano”, concluyó. (Editado en español por Javier Leira)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below