ENTREVISTA-JUEGOS-Masacre Múnich, recuerdo doloroso e imborrable

miércoles 11 de julio de 2012 09:07 ART
 

Por Luis Ampuero

BUENOS AIRES, 11 jul (Reuters) - Los recuerdos del argentino Luis Barrionuevo sobre los Juegos de Múnich 1972 deberían estar dominados por su debut olímpico, pero en vez de eso, el ahora preparador físico de hockey mantiene como una imagen imborrable los hechos más violentos de la historia del deporte.

Hace cuatro décadas Barrionuevo, de 23 años, fue a participar de sus primeros Juegos y estaba alojado a pocos metros de la delegación israelí en la Villa Olímpica reservada para más de 11.000 deportistas. Allí se vivió una tragedia por el ataque al estilo comando de un grupo terrorista palestino que asesinó a 11 atletas israelíes el 5 de septiembre de 1972.

El grupo, autodenominado Septiembre Negro, tomó por asalto las habitaciones de los israelíes exigiendo la liberación de más de 200 palestinos encerrados en cárceles de Israel.

"“Yo estaba muy cerca. Saliendo de nuestra puerta a la izquierda, a 40 metros del edificio de Israel", recordó con pesar Barrionuevo en una reciente entrevista con Reuters en el centro de alto rendimiento deportivo de Argentina.

"Me acuerdo muy bien de aquella mañana, en la puerta principal había un vallado, no se podía salir y finalmente pudimos hacerlo por una entrada secundaria", detalló Barrionuevo sobre el lugar de la masacre, donde también se encontraban las delegaciones de Uruguay y Hong Kong.

En la madrugada del 5 de septiembre, integrantes del grupo palestino vestidos como deportistas y que llevaban bolsos llenos de armas y granadas treparon la valla del complejo. Ese día, la cita deportiva se convirtió en una tragedia sangrienta.

"“No sabíamos muy bien lo que pasaba. No era lógico que no pudiéramos desplazarnos como lo veníamos haciendo, pero con las horas nos enteramos que había habido un secuestro, que había habido una muerte", comentó Barrionuevo, ahora preparador físico de la selección femenina de hockey sobre césped de su país, Las Leonas.

  Continuación...