25 de abril de 2012 / 19:48 / hace 5 años

RESUMEN-Importadores carne EEUU mantienen compras tras vaca loca

* Funcionarios dicen que no hay amenaza para humanos

* Mayores compradores extranjeros continuarán importando (Actualiza con detalles)

Por Charlie Dunmore y Theopolis Waters

BRUSELAS/CHICAGO, 25 abr (Reuters) - Los principales mercados de exportación de carne vacuna de Estados Unidos seguían abiertos el miércoles tras detectarse el primer caso del mal de vacas locas en seis años en el país tras garantías de que una rigurosa vigilancia ha protegido a la cadena alimentaria.

Los futuros del ganado para junio subían en Estados Unidos, pero solamente recuperaban la mitad de las pérdidas de la última sesión, cuando anotaron su mayor descenso en siete meses por las especulaciones sobre la reaparición del mal.

Las autoridades estadounidenses reportaron el martes el primer caso del mal de las vacas locas en seis años en el país y rápidamente aseguraron a consumidores e importadores mundiales que la carne del animal lechero de California no entró en la cadena alimentaria.

México, Corea del Sur, Japón, Canadá y la Unión Europea dijeron que continuarán importando carne bovina estadounidense, aunque dos importantes firmas minoristas surcoreanas interrumpieron las ventas.

En el 2011, Canadá, Japón, México y Corea del Sur concentraron juntos el 65 por ciento de las exportaciones de carne vacuna de Estados Unidos, con compras por 1.820 millones de libras.

México solamente dijo que mantendría el mismo régimen de inspecciones. El caso tampoco afectará las negociaciones sobre la posible adhesión de Japón a un pacto comercial liderado por Estados Unidos, dijo Tokio el miércoles.

"Estos hallazgos no afectarán el comercio entre Estados Unidos y Canadá", dijo por su parte la Agencia de Inspección Alimentaria de Canadá. "Ambos países implementaron medidas científicas para proteger la salud humana y la sanidad animal", agregó.

EEUU AGRADECE CONFIANZA DE SOCIOS COMERCIALES

Estados Unidos dijo que estaba complacido que los países importadores de su producto hayan respondido con calma tras la aparición del caso en California y consideró que el panorama para el comercio de carne estadounidense se mantiene positivo.

"Esto muestra que tienen confianza en nuestro sistema de vigilancia y también en las acciones que hemos tomado desde el 2003", cuando se detectó un brote de vaca loca en el ganado estadounidense, dijo el jefe negociador de comercio agrícola de Estados Unidos, Isi Siddiqui.

Muestras de la vaca infectada fueron enviadas a laboratorios de Canadá y Gran Bretaña para su confirmación definitiva, dijo en un comunicado la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), con sede en París.

El organismo agregó que es poco probable que el caso afecte la actual categoría de "riesgo controlado" que impuso el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) a la enfermedad.

"De acuerdo a las declaraciones del USDA, las medidas adoptadas hasta ahora son compatibles con las normas de la OIE", agregó.

El organismo de vigilancia de la salud de Rusia dijo que podría considerar restricciones a las importaciones de Estados Unidos, pero que estaba esperando para obtener más información sobre el brote y la planeada respuesta de Estados Unidos antes de tomar una decisión.

La firma minorista coreana Lotte Mart, una unidad de Lotte Shopping Co., dijo que había suspendido las ventas debido a las "preocupaciones de los clientes", al igual que Home Plus, una unidad de la británica Tesco PLC.

Vietnam, que suspendió las importaciones de carne estadounidense entre diciembre de 2003 y septiembre de 2011, también dijo que no había cambiado su política en materia de carne vacuna de Estados Unidos en respuesta a los sucesos recientes.

NO HAY RIESGO

Tres casos anteriores del mal de las vacas locas fueron confirmados en Estados Unidos entre el 2003 y el 2006.

El primer caso del mal de la vaca loca apareció por primera vez en el país en el 2003 y produjo un derrumbe de 3.000 millones de dólares en las exportaciones de carne del año siguiente. Se necesitó hasta el 2011 para que las exportaciones se recuperaran plenamente.

Expertos dicen que el caso es "atípico", lo que significa que se trata de un inusual brote en el que las vacas contraen la enfermedad de manera espontánea, en lugar de a través de los alimentos.

Los expertos agregaron que la carne de la vaca lechera no había sido consumida por otros animales, que no había riesgo de la enfermedad se propague y estimó la probabilidad de que un animal se contagie del mal de forma espontánea en casi uno en un millón.

Estados Unidos posee unas 91 millones de cabezas de ganado y terneros, de acuerdo con datos oficiales a enero, de los cuales un tercio son animales para consumo humano y 9,2 millones son vacas lecheras.

El mal de la vaca loca suele ocurrir en animales de varios años, pero el ganado destinado a consumo humano es usualmente sacrificado a los 18 meses.

El USDA sigue rastreando la vida exacta del bovino enfermo, mientras que los restos de la vaca se encuentran en cuarentena y serán destruidos.

La vaca fue encontrada en una planta que procesa animales enfermos mayormente en productos no comestibles para su uso en productos como jabón o pegamento. (Con el reporte de las corresponsalías de Reuters, editado por Mónica Vargas)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below