25 de abril de 2012 / 18:48 / en 5 años

El alto precio de la yerba amarga el mate de los argentinos

5 MIN. DE LECTURA

* Productores, comerciantes y Gobierno se culpan por aumentos

* Presidenta Fernández dijo que no tolerará "precio ridículo"

* Sequía contribuyó a escasez y Argentina podría importar yerba

Por Guido Nejamkis

BUENOS AIRES, 25 abr (Reuters) - Una inusitada escalada en Argentina del precio de la yerba mate, la infusión más popular en el Cono Sur de América, desató una polémica tan extendida que llevó a la presidenta Cristina Fernández a amenazar con importarla, una medida impensable para su Gobierno proteccionista.

Autoridades atribuyeron la escasez del sensible producto a la sequía registrada durante el verano austral y también a que productores optaron por cultivar la más rentable soja en zonas de la norteña provincia de Corrientes, un importante centro para el cultivo y la elaboración.

Mientras el Gobierno amenaza con clausurar comercios por el precio abusivo, productores, comerciantes y funcionarios cruzan reproches por el incremento de hasta un 100 por ciento en las últimas semanas.

Paradójicamente, los "yerbateros" discutían el miércoles si lanzaban protestas para quejarse contra el valor mínimo oficial que está pautado deben pagarles los molinos que industrializan la yerba.

La Secretaría de Comercio Interior habilitó una línea telefónica gratuita para que supermercados y abastos denuncien si no logran acceder al producto en "condiciones normales" de precios.

El valor saltó hasta casi 40 pesos (9 dólares) por kilo en algunos supermercados, pese a regulaciones oficiales que indican que debería situarse entre 9 y 16 pesos por kilo para las marcas principales.

El encarecimiento se da en momentos en que los precios de los bienes básicos aumentan sostenidamente en un país que tiene una de las tasas de inflación más altas del mundo, que según proyecciones privadas alcanzaron al 25 por ciento en el 2011, más del doble de lo que indicaron las desprestigiadas cifras oficiales.

En marzo, los precios minoristas subieron un 2 por ciento, según un sondeo de Reuters, impactados principalmente por alzas en el rubro alimentos y bebidas.

Controles oficiales de precios han fracasado en evitar una disparada que desde hace varios años afecta a productos claves de la dieta de los argentinos, como la carne vacuna.

Las estadísticas estatales están desacreditadas por denuncias de manipulación de datos.

Amenazas

Las autoridades prometieron acciones drásticas contra lo que consideraron medidas especulativas que están detrás de la escalada.

"Lo que está pasando con el precio de la yerba es una vergüenza, es lisa y llanamente delincuencial y vamos a clausurar todos los negocios que sean necesarios", dijo a periodistas el ministro de Agricultura, Norberto Yauhar.

"Seremos implacables con los que especulen", agregó, y denunció que la cadena de comercialización de la hierba con la que se prepara una de las bebidas emblemáticas del país trabaja con márgenes de ganancia "demenciales", de hasta un 120 por ciento.

Enfadada por el aumento, hasta la presidenta Fernández se involucró.

"No voy a aguantar que (la yerba) tenga un precio ridículo", dijo en un discurso la semana pasada, en el mismo día en que anunció la expropiación de un 51 por ciento de la mayor petrolera del país, YPF, en manos de la española Repsol-YPF .

"Cuando vos estás acá te tenés que ocupar del petróleo y de la yerba también", agregó, indicando que está dispuesta a autorizar importaciones -en momentos en que su Gobierno impone restricciones a las compras al exterior- si los precios no caen.

En los comercios, en tanto, atribulados consumidores se resignan a gastar cada vez más para preparar un mate.

"Pago el doble ahora por la yerba, pero todo está subiendo bastante", dijo a Reuters Graciela Flores, un ama de casa que compraba en un supermercado de Caballito, una zona de clase media de Buenos Aires.

La yerba, un cultivo típico de las norteñas provincias argentinas de Corrientes y Misiones, también se produce en los vecinos Paraguay y Brasil. El mate se consume a toda hora en Argentina, donde es común compartirlo en trabajos, hogares y parques.

El gobernador de Misiones, Maurice Closs, dijo en la noche del martes que la subida de precios obedece a la escasez: "¡Falta yerba! La sequía del verano fue muy fuerte, hace años es poco rentable y se eliminaron yerbales", indicó Closs.

Vía Twitter, agregó que Corrientes, Brasil y Paraguay "cambiaron yerbales por soja", afectando la producción.

Reporte de Guido Nejamkis

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below