Paraguay aumenta exportaciones carne vacuna refrigerada a Brasil

martes 24 de abril de 2012 18:11 ART
 

ASUNCION, 24 abr (Reuters) - Brasil está reemplazando paulatinamente a Chile como destino de las exportaciones paraguayas de carne vacuna refrigerada y si los envíos continúan constantes ayudarán a revertir la caída del sector en los últimos meses, dijo el martes una consultora privada.

Las exportaciones de carne vacuna refrigerada de Paraguay a Brasil crecieron un 202 por ciento en marzo comparadas con el mismo mes del año anterior y están colocando al gigante sudamericano como un potencial sustituto de Chile, que dejó de comprar tras la aparición de fiebre aftosa meses atrás.

"Brasil fue ganando terreno los últimos meses", dijo a Reuters Belén Servín, economista del Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (CADEP) al comentar un informe de comercio exterior que la firma publica en forma mensual.

Sin embargo, Paraguay exportó carne vacuna por unos 71 millones de dólares en de marzo, un 20 por ciento menos que en el mismo período del 2011. En el primer trimestre del año, el valor de los envíos cayó un 32 por ciento interanual a 155 millones de dólares.

La carne es el segundo producto más exportado en el país después de la soja pero productores e industriales sufrieron un duro golpe con la aparición de la aftosa, que provocó el cierre de mercados exigentes como Chile y la Unión Europea.

Rusia es otro gran comprador del producto, que actualmente absorbe un 77 por ciento de las colocaciones, seguido de Brasil con un 14 por ciento.

A pesar del aumento en los envíos a Brasil, las exportaciones de carne refrigerada cayeron más de un 80 por ciento en términos interanuales en marzo, contra un aumento de 50 por ciento en las exportaciones de carne bovina congelada en el mismo período, dijo Servín.

El CADEP estima que en un escenario conservador, con Brasil como principal exportador de carne refrigerada, el país exportará carne vacuna por 502 millones de dólares en el 2012, un 34 por ciento menos que el año anterior.

En un contexto más optimista, en el que los envíos a Brasil y a Rusia recuperan el ritmo que tenían antes de la detección de la aftosa, las ventas llegarían a 623 millones de dólares, un 18 por ciento menos que en el 2011. (Reporte de Didier Cristaldo)