11 de abril de 2012 / 18:58 / hace 5 años

Rebeldes mantienen trabajadores rehenes por tercer día en Perú

LIMA, 11 abr (Reuters) - La mayor toma de rehenes en una década en Perú entró el miércoles en su tercer día mientras surgían dudas sobre los esfuerzos para rescatar a decenas de trabajadores del sector gasífero secuestrados por rebeldes de Sendero Luminoso y sin que el Gobierno aún confirme el número exacto de rehenes.

Fuentes de las empresas del sector gasífero dijeron que todavía son 36 trabajadores de dos empresas contratistas retenidos por los rebeldes en la selva sur de Perú, la mayoría de la firma sueca Skanska, que brinda servicios a empresas de gas y petróleo en la localidad de Kepashiato.

En la víspera, fuentes policiales y militares junto a medios locales dijeron que los rebeldes izquierdistas habían liberado a la mayoría de secuestrados y mantenían a ocho en su poder.

El portavoz de Skanska en Suecia, Edvard Lind, dijo a Reuters por un lado que "todavía hay 29 de empleados peruanos de su empresa que fueron tomados como rehenes".

"Estamos trabajando juntos con las autoridades y con nuestros clientes", agregó Lind en conversación telefónica.

El resto de los trabajadores serían de la contratista peruana Ramsa, que al igual que Skanska, brinda servicios a la empresa Transportadora de Gas del Perú (TGP), en la que participan la argentina Pluspetrol, la estadounidense Hunt Oil y la surcoreana SK, entre otras.

El secuestro se produjo en Kepashiato, donde los rebeldes incursionaron en la madrugada y sacaron de un hotel a los operarios que estaban durmiendo.

Este es el segundo secuestro importante en la zona del VRAE (Valle de los Ríos Apurímac y Ene) en casi 10 años, luego de que rebeldes retuvieron en el 2003 a unos 70 trabajadores de la argentina Techint que fueron liberados un día después, tras una rápida negociación entre la firma y los rebeldes.

En medio de informaciones confusas, el Gobierno del presidente Ollanta Humala no ha confirmado el número de trabajadores secuestrados.

Según medios locales, los rehenes habrían sido internados en la remota zona del VRAE, donde operan remanentes de Sendero Luminoso en alianza con el narcotráfico.

Tras el secuestro, el Gobierno declaró en estado de emergencia por 60 días en el distrito de Echarate, donde está ubicado Kepashiato, con lo que amplía ese estado de excepción en casi toda la convulsionada zona del VRAE.

Los esfuerzos de rescate por parte de fuerzas combinadas de la policía y el Ejército en el VRAE se han visto complicados por la geografía de la zona. Los agentes buscan a los rehenes por aire y por tierra, según fuentes militares.

"Las operaciones de rescate las tiene la policia y las fuerzas armadas apoyan con helicópteros", dijo una de las fuentes.

Según otras fuente de las Fuerzas Armadas, los miembros de Sendero Luminoso han realizado el secuestro "intentado romper el cerco del Ejército" en el VRAE, controlada por Víctor Quispe Palomino, alias "José", como parte de un plan del Gobierno de luchar contra los remanentes de Sendero Luminoso. (Reporte de Caroline Stauffer, Teresa Céspedes y Marco Aquino)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below