14 de marzo de 2012 / 15:58 / hace 5 años

ACTUALIZA 1-Petrobras con creciente déficit combustible: reporte

(Actualiza con más información)

SAO PAULO, 14 mar (Reuters) - La petrolera estatal brasileña Petrobras tendrá que compensar la falta de capacidad de refinación local con importaciones cada vez mayores de diésel y gasolina, en momentos en que la construcción de nueva capacidad de refinación sufre demoras, reportó el miércoles un diario.

Paulo Roberto Costa, director de suministro de Petrobras, dijo al diario Valor Económico que la compañía prevé importar 80.000 barriles de gasolina y 160.000 barriles de diésel por día en el 2012.

Petrobras registró pérdidas grandes en su división de suministro en el último año debido a su necesidad de importar gasolina y diésel a precios internacionales, y venderlos a precios locales a pérdida, producto del congelamiento de los valores de ambos combustibles por parte del Gobierno.

En diciembre, Costa dijo que Petrobras estaba importando un récord de 70.000 barriles de gasolina por día.

La empresa está construyendo cuatro nuevas refinerías, lo que elevaría la capacidad de refinación desde 1,9 millones de barriles por día a 3,25 millones de barriles por día.

La primera, Abreu e Lima, tiene previsto activarse en julio del 2013, con un potencial para procesar 220.000 barriles de petróleo por día, de los cuales la mayor parte será diésel.

El proyecto sufrió varios percances, como las lluvias o la incapacidad de la venezolana PDVSA, socia de Petrobras en la empresa conjunta, para presentar suficientes garantías como para conseguir un crédito del banco de desarrollo brasileño BNDES.

Petrobras tiene un monopolio sobre la capacidad de refinación de Brasil. Controla 12 refinerías, que operan a una capacidad récord de casi 93 por ciento, dijo Costa.

Interrupciones no planeadas en la refinación obligarían a Petrobras a acudir en forma aún más agresiva al mercado internacional para importar combustibles.

Costa dijo que el crecimiento en el consumo de combustibles en Brasil en los últimos años se desligó de a una histórica tendencia en la que el crecimiento económico lo seguía de cerca.

El funcionario dijo que en el 2010 el consumo de gasolina, diésel y otros derivados creció un 9 por ciento mientras que la economía avanzó sólo un 7,5 por ciento. En el 2011, el consumo de combustibles se incrementó un 8 por ciento y la economía, un 2,7 por ciento. Este año el consumo crecería un 12 por ciento, y la economía, en alrededor de un 3,5 por ciento.

El consumo de gasolina creció un 18 por ciento en el 2010, un 24 por ciento en el 2011 y un 32 por ciento en los primeros dos meses del 2012.

Si esta tendencia continúa, tendría un impacto importante en las ganancias de Petrobras si el Gobierno no sube los precios de la gasolina y permite que la firma retome su margen de ganancias en refinación y distribución.

Costa dijo que el suministro de etanol, que cayó casi un 20 por ciento en el 2011 debido a un clima adverso y a una pobre inversión en la resiembra de cañaverales de bajo rendimiento, se recuperará recién en el 2014.

El mayor costo del etanol fue uno de los factores que impulsó a automovilistas a consumir gasolina.

La nueva clase media de Brasil y el incremento del poder adquisitivo también impulsaron la venta de automóviles en los últimos años.

Costa dijo que Petrobras está importando un 15 por ciento de sus necesidades de derivados del petróleo.

Representantes de Petrobras no pudieron confirmar los contenidos de la entrevista tras un pedido de Reuters. (Reporte de Reese Ewing. Editado por Gabriel Burin)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below