ACTUALIZA 2-Secretario Argentina renuncia tras accidente de tren

miércoles 7 de marzo de 2012 13:45 ART
 

(Actualiza con designación de nuevo secretario)

BUENOS AIRES, 7 mar (Reuters) - El secretario de Transporte de Argentina, Juan Pablo Schiavi, presentó el miércoles su renuncia, dos semanas después de un accidente de tren que provocó la muerte de 51 personas en Buenos Aires y puso en evidencia severas fallas en el sistema ferroviario.

La presidenta Cristina Fernández designó en su reemplazo al abogado Alejandro Ramos, hasta el momento intendente de la ciudad de Granadero Baigorria, en la provincia de Santa Fe.

La salida de Schiavi, inusual en un Gobierno que no suele reemplazar a funcionarios cuestionados, se produce una semana después de que el ex funcionario fuera intervenido por una afección coronaria y luego de que la justicia, que investiga las causas del accidente, le prohibiera salir del país.

"He sido sometido a una intervención cardiovascular (...) que requiere, por sugerencia médica, un período de recuperación y tratamiento específico de al menos 60 días", señaló Schiavi en el texto de su renuncia, difundido por la Secretaría de Transporte.

"La naturaleza del cargo con que he sido honrado por Ud. (en alusión a la presidenta Fernández), así como el proceso de transformación iniciado en el sector, necesitan de una dedicación total y sin descanso, incompatible con mi realidad actual", añadió.

La restricción para que Schiavi deje Argentina fue decidida por el juez que investiga si el concesionario que opera la línea férrea en la que se produjo el siniestro y los funcionarios que debían controlarla cometieron algún delito.

El accidente fue el tercer peor siniestro ferroviario de la historia en Argentina y ocurrió cuando el tren de la línea Sarmiento que ingresó a la estación terminal de Once, cerca del centro de Buenos Aires, no consiguió frenar y terminó estrellado en la punta del andén.

Schiavi dijo el día de la tragedia que suponía que había ocurrido algún desperfecto con los frenos de la formación.

En los últimos meses se han producido varios accidentes ferroviarios graves en Buenos Aires y su populosa periferia, donde gran parte de los trenes suburbanos se encuentran en estado precario de mantenimiento, según denuncias de usuarios y empleados.

La operación del sistema de transporte ferroviario argentino fue privatizada en la década de 1990, aunque el Estado tiene a su cargo la regulación y el control del servicio. (Reporte de Nicolás Misculin. Editado por Javier Leira)