Bancos de Paraguay, preocupados por conflicto de tierras

lunes 27 de febrero de 2012 16:11 ART
 

ASUNCION, 27 feb (Reuters) - Los bancos privados de Paraguay manifestaron el lunes preocupación por un conflicto de tierras que involucra a productores de soja de origen brasileño asentados en el sudeste del país, y pidieron respeto a la propiedad privada para evitar daños a la economía.

El conflicto enfrenta desde hace meses a los productores con un grupo de campesinos, al que denominan "carperos", que reivindica tierras argumentando la existencia de un excedente fiscal.

El grupo abandonó el fin de semana propiedades ocupadas para instalarse con sus precarias carpas en una reserva forestal cercana, con el aval del Gobierno.

Gremios de productores han advertido de que los créditos para financiar la producción agrícola de la zona limítrofe con Brasil -en la que se cultiva principalmente soja y maíz- podrían verse afectados debido a que la principal garantía de los bancos son los títulos de propiedad, algunos de los cuales están siendo cuestionados.

"El tema de la problemática de la tierra es un tema que nos preocupa mucho. Somos los principales financistas de todo el sector agrícola y para nosotros es importante que se respete la propiedad privada", dijo a periodistas el presidente de la Asociación de Bancos del Paraguay, Jerónimo Nasser.

En el 2011, casi un 22 por ciento del total de los créditos de la plaza financiera fueron destinados al sector agrícola. En Paraguay operan 15 bancos privados, de los cuales 8 son sucursales de entidades extranjeras o de propiedad mayormente extranjera.

"No hemos tenido ninguna dificultad hasta el momento, pero es fundamental que se defina el tema", agregó el ejecutivo, luego de una reunión con autoridades del Banco Central.

El gobierno del presidente Fernando Lugo, que no ha tenido una relación armónica con los productores de soja, ofreció a los ocupantes el traslado a la reserva buscando descomprimir la crisis, al tiempo que anunció la posibilidad de intervenir el ente encargado de la reforma agraria.

"Existe una apropiación de tierras fiscales por parte de particulares. Estamos tocando un negocio añejo, añejado durante décadas", dijo el jefe de gabinete de la presidencia, Miguel López Perito, uno de los funcionarios más próximos a Lugo.

Nasser dijo que pidió a los directivos del Banco Central que trasmitan la preocupación a los miembros del equipo económico, con los que también solicitó reunirse en breve. "Queremos que todos entiendan qué tipo de implicancia puede tener todo esto", señaló, sin dar más detalles.

El ejecutivo agregó que el conflicto se suma a los efectos de una sequía que hundió la producción agrícola y a los de un brote de fiebre aftosa que afectó las exportaciones cárnicas, planteando un año económicamente "más complicado" al que no obstante se llega mejor posicionado tras dos años de buenos resultados. (Reporte de Daniela Desantis; editado por Hernán García)