16 de febrero de 2012 / 19:49 / hace 6 años

G.Bretaña recibirá beneficios extraordinarios por crudo Malvinas

* Malvinas pagará costos de defensa cuando fluya petróleo

* Malvinas pagará 10.500 mln dlrs en impuestos: Edison

* Nuevos hallazgos podrían impulsar ingresos

Por Sarah Young

LONDRES, 16 feb (Reuters) - Gran Bretaña recibirá beneficios extraordinarios por el petróleo de las Islas Malvinas esta década, con impuestos y regalías estimadas en hasta 167.000 millones de dólares, un premio que podría agravar las crecientes tensiones con Argentina por la soberanía del archipiélago.

Sea Lion, un campo descubierto en el 2010 al norte de las islas por la firma de exploración británica Rockhopper, generará 10.500 millones de dólares en ingresos por impuestos y regalías para las Islas Malvinas en su período de vida estimado de 20 años, dijo el jueves Edison Investment Research.

Esa ganancia inesperada podría llegar a 167.000 millones de dólares a través de los años, señalaron analistas de Edison, si cuatro pozos que se están perforando este año en la costa del sur, con un recurso potencial de 8.000 millones de barriles de petróleo, dan los resultados esperados.

Las probabilidades de éxito en estos pozos van del 10 al 25 por ciento, agregaron los analistas.

Cuando empiece a fluir el petróleo, en cualquier cantidad, las Islas Malvinas contribuirán con el costo de su defensa, que actualmente es cubierto totalmente por Gran Bretaña, dijo a Reuters el miembro de la asamblea local Gavin Short en una entrevista telefónica.

“Siempre hemos dicho que una vez que encontremos lo que tenemos y comience a funcionar, nuestra intención sería hacer contribuciones (a Gran Bretaña)”, indicó Short el jueves.

Bajo licencias firmadas por las compañías petroleras, todas las ganancias del petróleo irán al Gobierno de las Islas Malvinas, informaron Short y el Ministerio de Relaciones Exteriores británico.

Las estimaciones de Edison se conocieron en medio de renovadas tensiones por el territorio antes del 30 aniversario del conflicto de 1982 entre Argentina y Gran Bretaña, que llama Falklands a las islas. El enfrentamiento bélico dejó 900 muertos.

Desde entonces, Gran Bretaña se ha negado a discutir su soberanía a menos que así lo pidan los habitantes de las islas, que son muy mayoritariamente probritánicos.

Este mes, Argentina pidió ayuda a Naciones Unidas para detener lo que denominó la militarización del Atlántico Sur por parte de Gran Bretaña, que ya envió un buque de guerra y programó la visita de políticos a la isla, aunque aún no precisó las fechas.

Además, el Príncipe Guillermo, segundo en la sucesión a la corona británica y piloto de la Fuerza Aérea Real, llegó a las islas este mes.

Cualquier ingreso adicional del volumen sugerido por Edison revolucionaría la vida de los 3.000 habitantes del archipiélago, cuyo Gobierno recibió ingresos por 42,4 millones de libras (66 millones de dólares) en el 2009/10, principalmente por la pesca.

Una contribución en el costo de defender las islas sería bien recibida por Gran Bretaña, que quiere reducir el gasto en defensa un 8 por ciento en los próximos cuatro años en medio de su campaña para disminuir sus deudas.

Rockhopper ha estado buscando un socio para invertir en Sea Lion, un proyecto de 2.000 millones de dólares, y lograr que el petróleo empiece a fluir en el 2016.

Borders & Southern y Falkand Oil & Gas comenzarán a perforar pozos en el sur de las islas más adelante esta año.

En 1994, las Islas Malvinas escribieron a Gran Bretaña ofreciendo pagar una proporción de cualquier potencial ingreso con el costo de defensa, conocido como la “Carta del Día de Batalla”.

Esa intención ha sido reiterada por los miembros de la asamblea local desde entonces, dijo un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores británico.

TENSIONES CON ARGENTINA

La estimación de 167.000 millones de dólares se compara con los ingresos fiscales totales de Argentina de 125.000 millones de dólares el año pasado.

“Las tensiones ya son lo suficientemente altas basadas solamente en la naturaleza simbólica de la disputa. Cuando se agrega el factor económico, sólo aumentarán las tensiones”, dijo Mark Jones, especialista en América Latina y director del departamento de ciencias políticas de la Universidad Rice en Estados Unidos.

“La potencial pérdida de ingresos desde las Islas Malvinas es particularmente conmovedora dado que Argentina hace un año y medio pasó de ser exportador neto de hidrocarburos a ser importador neto, por lo que son aún más sensibles a este problema de lo que podrían haber sido”, agregó.

Los isleños están conteniendo su emoción hasta que el petróleo comience a fluir, conscientes de que la exploración es un negocio de alto riesgo, dijo Short.

“Aquí la gente sueña sobre las cosas que podría hacer. Pero nadie está realmente emocionado. Somos muy pragmáticos al respecto y sólo damos un paso a la vez y mantenemos los pies en la tierra”, señaló Short.

“Estos son sólo números y especulaciones de lo que podría haber allí. El petróleo es finito. Así que vamos a tener que crear fondos soberanos para cuidar a las personas mucho después de que nosotros y que el petróleo se haya ido”, concluyó. (Reporte adicional de Tom Bergin y Rosalba O‘Brien, Editado en español por Javier Leira)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below