La Niña en retirada, pero su impacto dañaría producción agro

jueves 9 de febrero de 2012 14:22 ART
 

9 feb (Reuters) - El fenómeno climático La Niña se disiparía durante los próximos meses, pero los agricultores en el sur de Estados Unidos y de Sudamérica tendrán que lidiar con una persistente sequía mientras siembran maíz, soja, algodón y café.

El centro de predicciones climáticas de Estados Unidos (CPC por su sigla en inglés) dijo en su informe mensual el jueves que modelos computarizados favorecen "un retorno a condiciones neutrales durante la primavera del hemisferio norte, que continuarían durante el verano".

"Estimamos que los impactos de La Niña continuarán a pesar del debilitamiento del episodio", dijo el CPC, una oficina bajo la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

El organismo informó que durante febrero a abril, "hay más probabilidades de condiciones más secas que lo normal en el sur de Estados Unidos" y con probabilidades de precipitaciones por encima del promedio en los estados del norte, entre ellos los valles de Ohio y Tennessee.

La peor sequía en un siglo golpeó a Texas y afectó a otras zonas en Estados Unidos en el 2011. Más condiciones secas en Texas afectaría fuertemente al algodón, especialmente porque la humedad en esa áreas permanece baja.

La Niña, aunque más débil que el año pasado, amenaza con causar estragos en los mercados de materias primas, desde el maíz al café, mientras sequías en Argentina y Brasil perjudican las cosechas.

La Niña, que puede durar varios años, es el fenómeno contrario a El Niño, una anomalía con aún peor fama, y es causada por un enfriamiento anormal de las aguas del Océano Pacífico ecuatorial.

El Niño lleva a un calentamiento de las mismas aguas. Ambos causan estragos en los patrones climáticos de América a India y posiblemente en África.

La Niña fue experimentada fuertemente en Latinoamérica, donde fueron recortadas las estimaciones para la producción 2011/2012 de maíz de Argentina, el segundo mayor proveedor mundial. La producción de soja de Brasil también fue afectada.

Las estimaciones de ambas cosechas fueron recortadas por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos en su reciente informe mensual de suministro y demanda para febrero. (Reporte de Rene Pastor)