Bolsas europeas caen por preocupación sobre deuda griega

miércoles 8 de febrero de 2012 16:23 ART
 

Por Joanne Frearson

LONDRES, 8 feb (Reuters) - Las acciones europeas cayeron el miércoles desde máximos de seis meses después de que fuentes dijeron que los funcionarios del Banco Central Europeo todavía no están de acuerdo sobre el plan para la deuda de Grecia, arruinando esperanzas de que las negociaciones podrían estar llegando a su fin.

El mercado había estado en terreno positivo durante la mayor parte de la jornada, pero hubo una retracción después de que las fuentes indicaran que el BCE no está de acuerdo respecto a qué contribución hacer para reestructurar la deuda soberana de Grecia.

El acuerdo en las negociaciones por la deuda griega es necesario antes de marzo, momento en que Grecia debe saldar 14.500 millones por vencimientos. Caso contrario, podría ocurrir una desordenada cesación de pagos que causaría estragos en los mercados financiero.

"Cuanto más tiempo tarden en decidir los políticos europeos más nervioso se va a poner el mercado", dijo Manoj Ladwa, operador de ETX Capital. "Si no se hace nada sobre Grecia, yo espero una caída abrupta de alrededor de un 10 por ciento en una semana", agregó.

Sin embargo, las acciones de Commerzbank -un banco con una fuerte exposición a la deuda soberana de la zona euro- estuvieron entre las que más subieron, con un avance del 7,6 por ciento ayudado por los fuertes resultados de su unidad polaca BRE Bank.

Los papeles del banco alemán, que ha sido duramente golpeado por la crisis de deuda de la región, cayeron un 70,7 por ciento el año pasado pero acumulan una subida del 61,2 por ciento este año dado que la confianza respecto al sector ha mejorado tras la decisión del BCE de ofrecer a los bancos dinero barato.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 de las principales acciones de la región cerró provisionalmente con un descenso del 0,18 por ciento, a 1.070,84 puntos, luego de haber tocado un máximo a 1.079,97 durante la sesión.

En el mercado hay temores a que si Grecia tiene una desordenada cesación de pagos, esto podría provocar un efecto contagioso sobre otros países con elevados niveles de deuda, como Portugal.

"Portugal se convertirá en un claro problema. Recién han comenzado a implementar las medidas de austeridad y las dificultades estructurales ya están comenzando a evidenciarse", dijo Neil Dwane, presidente de inversiones en Europa de Allianz Global Inversotrs/RCM.

"El incordio para Portugal es que desafortunadamente, a diferencia de Grecia, toda su deuda es conforme al derecho internacional inglés. Esto significa que el gobierno portugués no puede cambiar las normas por medio de una ley tal como lo puede hacer el Gobierno griego", agregó. (Reporte de Joanne Frearson; editado en español por Hernán García)