Peso argentino cierra estable, B.Central compra unos 100 mln dlr

viernes 3 de febrero de 2012 17:43 ART
 

BUENOS AIRES, 3 feb (Reuters) - El peso argentino cerró estable el viernes, en una plaza que contó con la postura reguladora de liquidez impuesta desde el Banco Central con compras de dólares, mientras que la bolsa cerró en baja afectada por la caída de la petrolera YPF tras recortes de beneficios al sector.

Fuentes del mercado dijeron que la entidad monetaria habría comprado del mercado unos 100 millones de dólares, con lo que habría acumulado en la semana adquisiciones para sus reservas por unos 155 millones de dólares.

"El Banco Central es el único sostén del tipo de cambio del dólar mayorista", dijo un cambista.

Agregó que "el excedente de dólares entre la oferta y demanda se debe a dos causas, una porque están limitados los pagos por importaciones y por otro lado algunos bancos privados vuelcan dólares al mercado porque es contrapartida de compras de futuros (NDF) que vende el ente regulador a tasas ventajosas".

Al cierre de los negocios, el peso en la plaza interbancaria, donde regula la liquidez el Banco Central, finalizó estable cerca de valores mínimos históricos de 4,3325/4,335 unidades por dólar, mientras que en la plaza informal tampoco registró variantes respecto de su cierre previo a 4,765/4,775 unidades por dólar.

El monto de los negocios en la plaza cambiaria se mantiene bajo desde hace unos tres meses, cuando el Gobierno determinó que las compras de divisas deben ser autorizadas por la oficina recaudadora de impuestos (AFIP) en un intento por desalentar la compra de dólares y frenar una fuerte fuga de capitales.

Operadores coinciden en señalar que recientes medidas cambiarias que tienden a desalentar la operatoria del mercado y un nuevo esquema para realizar operaciones de importación se refleja en reducidas negociaciones.

"El refuerzo de los controles cambiarios y de las trabas a las importaciones intenta maximizar artificialmente el crecimiento", dijo la consultora Economía y Regiones.

  Continuación...