23 de enero de 2012 / 14:47 / hace 6 años

Cultivos argentinos reciben lluvias, pero son insuficientes

Por Nicolás Misculin

BUENOS AIRES, 23 ene (Reuters) - Las lluvias registradas el fin de semana y que continuaban el lunes en Argentina favorecieron a la soja y el maíz golpeados por una sequía, pero no serían suficientes para mejorar las perspectivas agrícolas de uno de los mayores exportadores mundiales de alimentos.

Las precipitaciones se sumaron a las que el área productiva de Argentina empezó a recibir hace dos semanas, pero la escasez de agua y las altas temperaturas provocadas por el fenómeno climático La Niña -que tuvieron lugar en diciembre- generaron daños ya irreversibles en los cultivos, especialmente en el maíz.

"En general fueron bastante decepcionantes las lluvias en la zona núcleo, en el mejor de los casos llovió 15 milímetros", explicó a Reuters Germán Heinzenknecht, meteorólogo de la Consultora de Climatología Aplicada.

El clima adverso se ha vuelto un problema no sólo para los agricultores locales, sino también para mercados internacionales de materias primas de la relevancia de Chicago, donde los futuros de los granos suben desde hace semanas por las tribulaciones de Argentina.

En su reporte mensual sobre el estado de los cultivos, el Ministerio de Agricultura de Argentina estimó la semana pasada una merma de entre el 20 y el 50 por ciento en los rendimientos del maíz, que afrontó gran parte de la sequía en el momento clave de la floración de las plantas.

El impacto sobre la soja sería menor porque es un cultivo que resiste mejor las condiciones adversas y porque no atravesó toda la floración con escasez de agua.

En medio de las quejas de los chacareros por las pérdidas, el Ministerio de Agricultura se comprometió a ayudar financieramente al sector.

LLUVIAS DISPERSAS

"Tuvimos muy buenas lluvias el sábado, pero cuando mirás el mapa ves que entre los lugares en los que las lluvias fueron buenas hay un montón de áreas con lluvias escasas", afirmó Martín Fraguío, director ejecutivo de la asociación Maizar, que aglutina a toda la cadena del cereal.

"En lugares como Pergamino -donde están las mejores tierras del país, en la provincia de Buenos Aires- hubo lluvias dispersas el fin de semana. Algunos tuvieron suficiente, 20 o 50 milímetros, pero otros apenas entre 2 y 5 milímetros", agregó.

El Servicio Meteorológico Nacional anunció precipitaciones y tormentas para el lunes en la región agropecuaria, pero Heinzenknecht cree que no serán abundantes, al igual que las lluvias que pronostica para la semana próxima, que en general no superarían los 20 milímetros.

"Enero no tuvo las precipitaciones superiores a las normales que se necesitaban para revertir la sequía. Las lluvias se tienen que regularizar ya", dijo el especialista.

"Mucha gente va a abandonar la soja de segunda (de implantación tardía) ante la falta de lluvias. La soja no está tan mal como el maíz, pero la perspectiva, si bien es favorable en el corto plazo, es negativa en el mediano plazo, porque las lluvias reducidas no alcanzan", añadió Heinzenknecht.

La Bolsa de Comercio de Rosario -donde está uno de los mayores puertos de granos del mundo- estimó que la producción de maíz será de 21,4 millones de toneladas, muy por debajo de los 26 millones previstos en diciembre por la entidad, que mantuvo en 49,5 millones de toneladas su proyección para la soja.

Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja y el segundo de maíz. (Reporte adicional de Hugh Bronstein; Editado por Adriana Barrera)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below