RPT-ACTUALIZA 6-Gobiernos izquierdistas de Latinoamérica condenan destitución de Rousseff

jueves 1 de septiembre de 2016 07:22 ART
 

(Repite nota transmitida la noche anterior. Texto sin cambios)

Por Diego Oré

CARACAS, 31 ago (Reuters) - Los gobiernos izquierdistas de América Latina condenaron la destitución de Dilma Rousseff el miércoles como presidenta de Brasil calificándola como golpe de Estado, pero su estrecho aliado Venezuela fue más allá al congelar las relaciones con Brasilia y retirar "definitivamente" a su embajador.

Las expresiones de rechazo a la decisión del Senado de declarar a Rousseff culpable de violar las leyes presupuestarias y de removerla formalmente de su cargo también llegaron desde Bolivia, Cuba, Ecuador y Nicaragua, cercanos al Gobierno de la que fuera la primera presidenta de Brasil.

"El Gobierno de Venezuela, en resguardo de la legalidad internacional y solidaria con el pueblo de Brasil, ha decidido retirar definitivamente a su embajador en la República Federativa de Brasil, y congelar las relaciones políticas y diplomáticas con el Gobierno surgido de este golpe parlamentario", dijo la cancillería venezolana en un comunicado.

El presidente Nicolás Maduro acusó a Estados Unidos de estar detrás del golpe de Estado contra Rousseff, durante un discurso transmitido el miércoles por la tarde en cadena de radio y televisión. Allí alertó a los otros gobiernos de la región de lo que cree "es una arremetida continental".

"Que nadie piense que queda por fuera (...) Es una arremetida contra el movimiento popular, progresista, de izquierda", dijo Maduro, apuntando que conversó por teléfono con la presidenta destituida.

"Ese golpe de Estado no solo es contra Dilma, es contra la América Latina y el Caribe, es contra nosotros", afirmó.

Durante el proceso de juicio político que polarizó a la mayor economía de la región, Rousseff negó insistentemente los cargos y denunció el proceso como un golpe de Estado que busca proteger los intereses de una elite y acabar con los programas sociales que sacaron de la pobreza a millones de brasileños.   Continuación...