JUEGOS-Baloncesto argentino quiere aprovechar el respeto ganado para cerrar etapa dorada en Río

miércoles 10 de agosto de 2016 21:25 ART
 

Por Marcelo Androetto

RÍO DE JANEIRO, 10 ago (Reuters) - El estatus que la selección argentina de baloncesto se ganó en los últimos años la obliga a dejar la piel en cada partido para conseguir nuevos logros y le generó un respeto que le permite afrontar los juegos "de una manera distinta", algo que deberá refrendar el jueves ante Lituania en los Juegos de Río.

De la mano de los experimentados Emanuel Ginóbili, Luis Scola, Andrés Nocioni y Carlos Delfino, la "albiceleste" busca dar otro golpe en un Juego Olímpico antes de la disolución definitiva de la denominada "Generación Dorada", que empezó a brillar con el oro de Atenas 2004.

"Es bueno que nos respeten, porque cuando te respetan mucho jugás de una manera distinta. Nosotros arrancamos muy bien, venimos de amistosos en muy alto nivel, así que es normal que comiencen a respetarnos más", afirmó Ginóbili sobre lo que generó el bueno comienzo de Argentina en Río, con dos triunfos (ante Nigeria y Croacia) en igual número de presentaciones.

De todas formas, el base de los San Antonio Spurs sabe que lo más difícil está por venir, empezando por el rival del jueves, Lituania, y siguiendo por Brasil y España, los otros rivales del Grupo B.

"Lo importante es que ahora nosotros mantengamos la cabeza, la humildad, la calma, sabiendo que todo nos cuesta mucho, que para ganar uno de los tres juegos vamos a tener que rasparnos como bestias, ya hablamos sobre ese tema y si hace falta lo vamos a repetir", remarcó.

"Contra Croacia se ganó un partido fundamental, ahora deberíamos pegar un golpecito más", completó "Manu" acerca del próximo objetivo, clasificar a cuartos de final en Río. Por ahora, Argentina comparte el liderato de la zona con Lituania.

Además del oro en Atenas, el baloncesto argentino fue bronce en Pekín 2008 y cuarto en Londres 2012, una extraordinaria cosecha de un grupo que ahora vive un proceso de recambio.

"Los más jóvenes aceptan el rol que les toca, son jugadores con personalidad, con mentalidad poderosa", dijo el entrenador Sergio Hernández.   Continuación...