F1-Brasil se suma a Monza en lista de carreras en peligro por problemas financieros

sábado 18 de junio de 2016 11:55 ART
 

Por Alan Baldwin

BAKÚ, 18 jun (Reuters) - El Gran Premio de Brasil en el circuito de Interlagos podría ser cancelado luego de esta temporada debido a la crisis económica del gigante sudamericano, dijo el sábado el jefe comercial de la Fórmula Uno, Bernie Ecclestone.

"Creo que las posibilidades son que no se haga el próximo año", dijo el británico de 85 años, cuya esposa es brasileña, a periodistas en Azerbaiyán, donde la Fórmula Uno debuta este fin de semana.

Brasil, país de origen de los campeones Emerson Fittipaldi, Nelson Piquet y el fallecido Ayrton Senna, ha estado en el calendario desde 1973. El Gran Premio se corrió en Río de Janeiro en 1978 y desde 1981 hasta 1989.

El circuito Jacarapaguá de Río fue demolido en medio de la remodelación de la zona para los Juegos Olímpicos de agosto y los organizadores de Interlagos realizaron mejoras a sus instalaciones, pero algunos cambios pedidos por Ecclestone no se han llevado a cabo por razones financieras.

Brasil, cuya carrera es la única de la F1 en América del Sur, atraviesa su peor recesión desde mediados de la década de 1930 y una crisis política que llevó a la suspensión de la presidenta Dilma Rousseff el mes pasado.

Ecclestone dijo que las conversaciones continuaban con la vecina Argentina, donde la carrera de Buenos Aires fue cancelada en 1998 por las dificultades financieras del país.

"Estamos hablando con ellos todo el tiempo. Podemos tener una carrera ahí pero donde ellos sugieren no es lo que queremos. Queremos estar en la parte principal (de Buenos Aires)", explicó.

El futuro de Italia, hogar de la escudería más antigua y exitosa de la categoría, Ferrari, seguía siendo incierto ya que Monza aún debe firmar un nuevo acuerdo y el actual expira tras la carrera de septiembre. Ecclestone dijo que esperaba que el país permaneciera en el calendario, posiblemente con una carrera en Imola, San Marino, el circuito donde murió Senna en 1994. (Editado en español por Patricia Avila)