Cuadros, bustos y museos: la otra batalla del presidente argentino contra el kirchnerismo

jueves 16 de junio de 2016 16:18 ART
 

Por Nicolás Misculin

BUENOS AIRES, 16 jun (Reuters) - Cada vez que caminaba por la casa de Gobierno de Argentina, el presidente de centroderecha Mauricio Macri se topaba con bustos o cuadros del ex mandatario Néstor Kirchner, un símbolo del peronismo que lo antecedió en el poder, o de líderes latinoamericanos izquierdistas como Hugo Chávez.

Por eso, además de los cambios que ejecutó sobre la economía para liberar los mercados, Macri decidió extender su batalla contra el "kirchnerismo" a la herencia cultural dejada por la ex presidenta Cristina Fernández, viuda de Kirchner, en un país que está totalmente polarizado a nivel político.

Luego de abandonar la presidencia en diciembre y de haber perdido el respaldo incondicional del peronismo, la narración épica de su gestión y la de su marido es uno de los pilares del apoyo popular que todavía tiene Fernández, quien enfrenta duras acusaciones en la Justicia por irregularidades.

Pero desde diciembre, Macri movió bustos de Kirchner y Juan Perón y retiró cuadros del Che Guevara y Emiliano Zapata, entre otros, de la Casa Rosada. También cerró una sala dedicada a Kirchner en un monumental centro cultural y rediseñó por completo un museo dedicado a los presidentes para morigerar la impronta kirchnerista.

Otros emprendimientos como el centro de entretenimiento y ciencia Tecnópolis, un icono del kirchnerismo que gobernó entre el 2003 y el 2015, permanecen cerrados.

"El museo (dedicado a los presidentes) era una puesta en escena de lo que en los últimos 12 años se llamó 'un relato'. Era una celebración del Gobierno" de entonces, explicó el historiador Luciano de Privitellio, uno de los funcionarios a cargo de las remodelaciones.

"La mitad estaba dedicada al pasado y la otra mitad al Gobierno de los Kirchner", agregó.

Fotos y videos de la pareja presidencial de entonces y una camiseta del club de fútbol Racing -del que Kirchner era seguidor- con la inscripción "100 por ciento K (kirchnerista)" eran parte del museo, que dejará de exhibir algunos de esos objetos para mostrar más recuerdos de otros presidentes.   Continuación...