Cosecha argentina de maíz 2015/16 podría alcanzar 26,3 mlns T: líder sectorial

viernes 8 de enero de 2016 16:55 ART
 

Por Maximiliano Rizzi y Hugh Bronstein

BUENOS AIRES, 8 ene (Reuters) - La cosecha de maíz 2015/16 de Argentina podría igualar a la del ciclo previo, con 26,3 millones de toneladas, por encima de lo esperado previamente, gracias a los cambios en las políticas para el sector que realizó el nuevo Gobierno del país, dijo el viernes el director de la mayor cámara local del cereal.

Los productores del cuarto proveedor mundial de maíz están apurándose a implantar el grano antes del final de su ventana de siembra, luego de que el Gobierno de Mauricio Macri -que asumió la presidencia en diciembre- eliminó los impuestos y las trabas a la exportación que golpeaban al negocio del cereal.

"Es posible que este año la cosecha de maíz llegue al nivel de la campaña pasada", dijo a Reuters Martín Fraguío, director ejecutivo de la cámara sectorial Maizar.

El experto dijo que el área de maíz 2015/16 podría alcanzar 3,4 millones de hectáreas, muy por encima de los 2,85 millones que estima la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Fraguío afirmó que inicialmente el sector preveía una caída del 30 al 40 por ciento interanual en la superficie dedicada al cereal 15/16. Pero las cosas cambiaron cuando Macri, un político liberal, ganó el balotaje presidencial de noviembre y puso fin a doce años de Gobierno de la centroizquierda peronista.

"Ahora estamos hablando de que el área va a ser entre igual a la del año pasado o una caída de 10 por ciento", dijo Fraguío, que agregó que muchos productores están apurándose a cosechar lo que les queda de trigo para plantar inmediatamente después maíz, cuya ventana de siembra se extiende hasta principios de febrero.

Una de las primeras medidas del nuevo Gobierno fue eliminar los impuestos y las restricciones a la exportación de trigo y maíz, dos políticas que mantuvieron enfrentado durante años al sector agrícola con la ex presidenta Cristina Fernández, que terminó su segundo mandato en 2015.

A su vez, apenas asumió el poder, el nuevo Gobierno devaluó 26,5 por ciento el anteriormente sobrevaluado peso local, una medida esperada por el sector que dio impulso a la siembra desde octubre, cuando Macri tuvo un desempeño mejor al esperado en los comicios y forzó la segunda vuelta en la que se coronó vencedor.

"Este es el mejor año, porque los productores sembraron con un dólar y van a cosechar con otro (más alto). Es algo que no va a volver a repetirse", dijo una fuente de la industria, bajo condición de anonimato. (Editado por Maximilian Heath y Ricardo Figueroa)