18 de diciembre de 2015 / 20:24 / hace 2 años

Tras devaluación en Argentina, agricultores comienzan a desprenderse de granos acopiados

Por Hugh Bronstein

BUENOS AIRES, 18 dic (Reuters) - Productores agrícolas de Argentina lentamente están empezando a vender los granos de soja y maíz que tenían acopiados, luego de que el flamante Gobierno de Mauricio Macri devaluó la moneda local dentro de sus esfuerzos por reforzar las menguadas reservas con divisas provenientes del sector agroexportador.

El peso argentino se desplomó el jueves más de un 26 por ciento, en línea con lo esperado por el mercado y la nueva gestión, que el día anterior eliminó los límites que desde hace años mantenían alejados a muchos inversores y a la moneda local sobrevaluada en la plaza oficial de cambio.

Con la devaluación, los productores de las fértiles llanuras pampeanas recibirán más pesos por cada dólar que las empresas exportadoras giran al Banco Central, alentándolos a soltar la producción que acapararon durante meses.

"Estoy vendiendo lo que me queda de mis reservas de soja. El precio es correcto y tengo que enfrentar insumos y otros costos de producción", dijo Santiago del Solar, un productor de la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito agrícola del país.

Por otro lado, aquellos que no necesiten pesos con urgencia podrían esperar para ver a qué nivel se estabiliza el tipo de cambio antes de vender su mercadería.

"Todavía es muy temprano para asistir a una respuesta masiva (a la devaluación)", dijo Pablo Adreani, director de la consultora Agripac.

Según Guillermo Rossi, analista en la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) -donde opera el principal mercado de granos del país-, si bien la medida fue bien recibida por el sector agropecuario, la primera reacción fue de cautela.

"Esperamos que las ventas crezcan substancialmente con el paso de las semanas, cuando haya menos incertidumbre con respecto a la tasa de cambio", dijo Rossi, que agregó que estima que entre 8 y 10 millones de toneladas de soja ingresarán al circuito comercial a lo largo de los próximos tres meses.

A su vez, el Gobierno de Macri anunció que se espera que firmas agroexportadoras liquiden cerca de 400 millones de dólares diarios en las próximas tres semanas, lo que ayudará a las alicaídas reservas del Banco Central.

Diversas entidades rurales dicen que los productores tienen guardados 13 millones de toneladas de soja.

El volumen de maíz aún almacenado, que está listo para salir a los mercados, es de 6 a 10 millones de toneladas, dijo Martín Fraguío, director ejecutivo de la cámara sectorial Maizar.

"Tenemos un 'carry-over' récord de reservas de maíz, pero no debido a una cuestión de acaparamiento, sino que debido a que la cantidad de permisos de exportación del cereal fue inferior a lo que podría haber sido", dijo Fraguío.

La ex presidenta Cristina Fernández, que gobernó durante dos mandatos consecutivos antes de ser sucedida por Macri, mantuvo restringidas las exportaciones de maíz y de trigo, una medida que el nuevo mandatario dijo que eliminará.

Otra promesa de campaña de Macri fue aliviar impuestos a las exportaciones de granos, lo que cumplió esta semana.

"Gracias a la devaluación, todos los costos que no están vinculados a productos de origen extranjero caerán, incrementando la rentabilidad de todos los cultivos", señaló el director ejecutivo de Maizar.

Reporte adicional de Maximilian Heath; Editado en español por Maximiliano Rizzi y Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below