Área de maíz crecerá en Argentina por optimismo con cambio de Gobierno

martes 1 de diciembre de 2015 18:26 ART
 

Por Hugh Bronstein y Maximiliano Rizzi

BUENOS AIRES, 1 dic (Reuters) - Los productores agrícolas de Argentina se están lanzando a sembrar más maíz, cuya área crecerá alrededor del 10 por ciento respecto de las estimaciones previas, ante la llegada al poder de un Gobierno que promete modificar las cuestionadas políticas oficiales para el sector.

Mauricio Macri, un liberal en materia de economía, asumirá el 10 de diciembre la presidencia del cuarto exportador mundial de maíz y ha dicho que una de sus primeras medidas será eliminar los límites y los impuestos que rigen para las ventas externas de ese grano y del trigo.

Ahora, los agricultores locales de las regiones centrales tienen una ventana de seis semanas para implantar maíz de siembra tardía, por lo que se están apurando a comprar semillas y fertilizantes.

"Hubo un cambio en las expectativas del productor. Esto hace que los productores mejoren su intención de siembra. Se podría sumar un 10 o 12 por ciento, lo que representa unas 300.000 o 400.000 hectáreas más", dijo Alfredo Paseyro, presidente de la Asociación Semilleros Argentinos (ASA).

Hasta la semana pasada, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires estimaba que la superficie destinada al maíz en el ciclo 2015/16 sería de 2,72 millones de toneladas, por debajo de los 3,4 millones de la temporada anterior, cuando la cosecha alcanzó unos 26,3 millones de toneladas.

David Hughes, que administra 6.500 hectáreas en la provincia agrícola de Buenos Aires, dijo que incrementó entre 8 y 10 por ciento su área destinada al maíz tras la primera vuelta electoral del 25 de octubre, donde Macri tuvo un sorprendente buen desempeño que forzó el balotaje en el que finalmente se consagró.

"La eliminación de los impuestos y las restricciones sobre las exportaciones de maíz es suficiente para incentivar la siembra", dijo Hughes.

Producir maíz en Argentina cuesta cerca de 535 dólares por hectárea, un 80 por ciento más que la soja.   Continuación...